El asesino está suelto

por Poldy Bird,
escritora argentina (1941-2018)
        "Sucedió cerca de mi casa. Un barrio como muchos barrios. Una tarde a la hora de la siesta, con esa pesadez amarilla del suburbio, un auto que pasa, un chiquito que cruza la calle corriendo y después eso: la gente apiñándose alrededor del cuerpo exánime, tinto en sangre, exhalando el último suspiro. Alguien que pasa con una camioneta y lo lleva al hospital, los médicos moviendo la cabeza negativamente y el grito de una madre alzándose hasta el cielo como una puñalada que se clava en el costado de Dios. 
        El auto aquel no se detuvo.
        El auto aquel aceleró con el brío de un animal que huye de otra fiera más brava y siguió su camino. ¿Qué camino, hacia dónde, quién era el hombre que lo conducía? Unos dijeron “era un auto celeste”. Otros lo vieron verde claro. “El conductor tenía anteojos”. “No, no tenía anteojos”. 
        El conductor…
        Pero a las cuatro de la tarde Ricardo fue un ovillo de muerte y desesperanza, una sombra en el barrio, una rabia en el alma de todos. 
        Ricardito, dos años y medio que alcanzaron el picaporte de la puerta. Ricardito, un flequillo castaño llegándole a las pestañas, un pantaloncito breve dejando al descubierto dos piernas regordetas y sedosas. Ricardito…, y una pieza con su cuna, sus chiches, una sillita blanca, regalo de la abuela, una caja de cubos de colores, y su ropita mojada colgada en la terraza. Yo no conozco su rostro, señor asesino. Yo no lo he visto nunca. Usted arrolló a un niño y no se detuvo a socorrerlo. Quizá si lo hubiera hecho, el niño se hubiera salvado. Quizás…Tantas cosas, quizás. 
        El asesino está suelto por las calles de Buenos Aires. Con anteojos o sin ellos, en un auto celeste o verde o gris. Cumpliendo sus horarios, firmando sus planillas, marcando su tarjeta de entrada puntualmente, tomando su café en el bar de la esquina de la casa. 
        Al día siguiente habrá abierto el diario en la sección policial y habrá leído: “Un niño fue arrollado por un vehículo no identificado. Su conductor huyó…” y habrá respirado aliviado por no ver su nombre complicado en eso.
        Su nombre…
        El nombre que conocen sus amigos, sus parientes, sus compañeros de trabajo, la gente que lo ha tratado alguna vez.
        El niño ha muerto. 
        Su ropita mojada se estaba secando en la terraza. Hubo que recogerla después, hacerla un bollo, esconderla para que la madre no la viera. La camisetita, una remera rayada, un pantaloncito para todos los días…
        La ropa se estaba secando en la terraza y Ricardito dejaba quieto su flequillo para siempre. No más colchón al sol porque de noche se hizo pis en la cuna. No más puré bien pisado, en el plato decorado con enanitos verdes. No más “Nene, dejá eso que lo vas a romper”. “Salí de ahí, no toques los enchufes”. “No te pares sobre el sillón de pana. “Ahora a hacer nonito porque afuera está oscuro y todos los nenes están haciendo nono”. 
        No más “abrace a su mamita, ¿a ver cuánto la quiere?”. 
        No más “llegó papá…, andá a mostrarle la pelota que te trajo la tía”. 
        La ropita se estaba secando en la terraza y el asesino corría con su auto y con su cara de hombre como todos los hombres, y con su traje de confección y con una voz diciéndole desde su egoísmo: “Mejor no te metás, esto trae cola…, es un asunto feo”. 
        Las vecinas guardaron todos los juguetes, se llevaron la cuna, dejaron la habitación pelada para que la madre no se desespere tanto. El padre juró que si alguna vez llegaba a saber quién era el hombre lo mataría, aunque tuviera que pudrirse en la cárcel. Pero los dos siguen buscando a Ricardito en los rincones. A cada rato les parece oír su llanto, o su risa, o sus pasitos… chac chac chac, y la pelota rebotando en el piso, y…
        Sé que van a mudarse en estos días, no aguantan más la casa sin el chico. Se han ido consumiendo como velas prendidas y todavía el horror no se borró de sus ojos. Ni el horror ni las lágrimas.
        Y todavía tienen el grito pronto en la garganta. Un grito agudo, un grito que los ahoga, que los está matando poco a poco.
        El asesino está suelto por la calle. 
        Con el remordimiento royéndole las tripas como una rata hambrienta. Pero sin hacer nada. Ya no puede hacer nada. Ya no puede presentarse, acusarse, dar su nombre, su cara. 
        Vivirá hasta el final de sus días con un aguijón en el estómago y un ladrido de perro-madre-mundo aturdiéndole la mente con su son: a-se-si-no.
        El asesino está suelto por la calle. Viste de gris, de azul, de marrón. Viste de hombre. Parece un hombre. Y con esa misma apariencia de hombre…, ¡oh Dios! habla, fuma, besa a su mujer y acaricia la cabeza de sus hijos. ¡Con esas manos, Dios, con esas manos!
        Y la ropita se estaba secando en la terraza…"
Poldy Bird,
"El asesino está suelto",
del libro "La nostalgia y nuevos
cuentos para Verónica",
Círculo de Lectores,
Ediciones Orión,
año 1977. 
Biografía de Poldy Bird 
Poldy Bird (Paraná, 16 de diciembre de 1941-Buenos Aires, 1 de junio de 2018) fue una poeta y escritora argentina.
Nacida en Paraná, provincia de Entre Ríos, llevaba el mismo nombre de pila que su madre, Leopoldina Emilia Lichtschein Laferriere de Bird Mosconi, quien también fuera escritora.​ Su padre fue Enrique Bird Mosconi (sobrino del General Mosconi). Cuando tenía 45 días de edad su familia se mudó a Buenos Aires. Quedó huérfana de madre a los 8 años.
Con 16 años publicó un poema en el diario La Prensa, y otras colaboraciones en revistas como Maribel o Vosotras. Puesto que su padre era militar, su familia se estableció en Monte Caseros (Corrientes) por cuatro años durante el periodo de su escuela secundaria.
Se casó con Martín Renaud, a quien había conocido a los 17 años, y a los 20 tuvo su primera hija, Verónica. Allí comenzó a escribir la obra que la hiciera famosa, su libro "Cuentos para Verónica", que se editó en 1969, y se convirtió en un éxito. En 1971 publicó "Cuentos para leer sin rímmel". Entre estos dos libros se vendieron, a los largo de los años y las sucesivas ediciones, aproximadamente 3.600.000 ejemplares.
En 1975 dejó de trabajar como directora de la revista Vosotras y se dedicó junto a su marido a la creación de una editorial. Así nacería Orión, donde se publicaron sus libros y también otros escritores conocidos como Katherine Mansfield, Arnaldo Rascovsky, Antonio Di Benedetto y Silvina Ocampo. En 1977 su marido falleció de un infarto.
En 1980 el cuento "Mamá de niebla" fue llevado al cine con el título "Días de ilusión", película dirigida por Fernando Ayala y protagonizada por Andrea del Boca.​
En 2001 cerró la editorial debido a la crisis económica. El 25 de octubre de 2008 falleció su hija, Verónica Renaud, de un ataque cerebral.
Falleció por un problema respiratorio en el Hospital Ramos Mejía el 1 de junio de 2018 a los 76 años.
Fuente: Del sitio Wikipedia - Poldy Bird.
https://es.wikipedia.org/wiki/Poldy_Bird

La foto de la autora pertenece al sitio Facebook/Poldy Bird.
https://www.facebook.com/poldy.bird?__tn__=%2CdC-R-R&eid=ARCzJmL52ABTXV2m0SsQL7ghdwqXjP0lRbyCSanjOjdaufGFgwIwZtSeiJhk46KIyKK8ubRkKyKEI9Wm&hc_ref=ARSYNcXUt75RER81o96BbUlrNEc8_vVKz3TLGwMiBQanFOmklO4BYSL3k3nSVDoAAn0&fref=nf

La imagen de portada pertenece a la artista plástica e ilustradora Aniko Szabó, quien fuera gran amiga de Poldy Bird. La colorida imagen representa las casas de barrio de Buenos Aires, y fue publicada en la Revista Vosotras en el año 1974. Aniko tiene un blog donde se encuentran algunas de sus maravillosas obras. Ambas dos, Poldy y Aniko, están profundamente instaladas en el corazón de los lectores argentinos.
Fuente: Del sitio de Facebook/Aniko Szabó.
http://anikoszabo.com.ar/galerias/ilustraciones-con-marcadores/#&gid=1&pid=19

Ciudadano del Universo

por Deepak Chopra,
médico e investigador hindú,
(1946-)  
        “Cuando la gente descubre que sus deseos comienzan a cumplirse, desafiando lo que se supone debe de ser el comportamiento (restrictivo) de la realidad, el súbito influjo de poder trae consigo vertiginosas emociones; la gente se siente jubilosa y triunfante, fusionada con el corazón mismo de la naturaleza (“Yo era como un huérfano que encontrara el camino al hogar”, recuerda una mujer). El miedo pierde sentido, reemplazado por inmenso alivio ante la verdadera simplicidad de la vida.
        La clave es la simplicidad. Los rishis vivían según un código que dependía antes de la magia que del esfuerzo. Maharishi lo expresa de un modo muy bello: 
'Mantén tu deseo vuelto hacia adentro y sé paciente. 
Permite que a plenitud venga a ti, 
resistiéndote suavemente a la tentación 
de perseguir tus sueños en el mundo. 
Persíguelos en tu corazón hasta que 
desaparezcan en el ser y déjalos allí.
Puede hacer falta un poco de autodisciplina, 
pero sé simple, sé amable. 
Atiende a tu salud interior y a tu felicidad. 
La felicidad irradia como la fragancia de una flor 
y atrae hacia ti todas las cosas buenas. 
Permite que tu amor te nutra tanto como a los otros. 
No te esfuerces por buscar las necesidades de la vida: 
es suficiente estar serenamente alerta y consciente de ellas. 
De este modo la vida se desarrolla 
más naturalmente y sin esfuerzo. 
La vida está aquí para que la disfrutemos". 
        Sólo por ser como somos, estamos encaminados hacia un destino mucho más allá de cuanto pudiéramos imaginar. Basta con saber que el ser que nutro dentro de mí es el mismo Ser que baña todos los átomos del cosmos. Cuando los dos se ven mutuamente en un pie de igualdad, serán iguales, pues entonces la misma fuerza que controla las galaxias estará realizando mi existencia individual. Si un hombre afirma que está iluminado, sólo debo preguntarle: “¿Se cumplen tus deseos sin esfuerzos?”. Si responde que sí, puedo aceptar que su pensamiento se ha vuelto mágico. 
        Pero también le haría una segunda pregunta: “¿En qué escala pones tus deseos?” Si dice que sus deseos con para sí mismo, sabré que no se ha desprendido de la realidad local. Por el contrario, si dice que sus deseos son para el mundo, sabré que el universo entero trabaja para él. Ha dominado la realidad no local. Es ciudadano del campo (la forma y las leyes que tiene el Universo)". 
Deepak Chopra,
"Vida sin condiciones"
Cómo la fuerza de la mente puede recuperar
milagrosamente de las enfermedades más graves
Editorial Biblos,
Año 1991
Biografía de Deepak Chopra 
Deepak Chopra (hindi: दीपक चोपड़ा Dīpak Copṛā) (22 de octubre de 1946) es un médico, escritor y conferencista indio nacido en Nueva Delhi.
Ha escrito sobre espiritualidad y el poder de la mente en la curación médica. Su influencia está marcada por las enseñanzas de escrituras tradicionales indias como el Ayurveda, corriente tradicional de la curación hindú, los Vedānta y el Bhagavad Gita. Es uno de los seguidores de sabio Jiddu Krishnamurti.
Fuente: Del sitio Wikipedia - Deepak Chopra 

Canción entre las sombras

Por Sara Alvarez Váldés
Es la hora en que la sombra está llegando.
En tus ojos se prolonga el horizonte.
¡Corazón prisionero de la noche,
palpitas con el ritmo de las estrellas!

Mi alma se extiende como inútil puente.
Mis palabras se pierden entre la niebla
— barcas solitarias, barcas solitarias, —
tu prisionero corazón no alcanzan.

Es la hora en que la sombra está llegando.
¡Con qué cansancio se va doblando el agua,
cómo se siente agonizar el cielo,
y cómo se ausenta del mar el viento!

A dónde encienden su luz las estrellas,
dónde el árbol nuevo pule su corteza
de agua y el agua su canción aprende,
tus ojeras, la noche en su noche pulen.

Es la hora en que la sombra está llegando,
y se derrumba en los ojos la nostalgia.
Corazón prisionero de las sombras,
aleteas como una luz lejana.

Es la hora en que el mar se va doblando
ola sobre ola en su mismo cansancio.
Es el momento en que las palabras huyen.
¡Oh, como se acerca mí silencio al tuyo! 

Publicado en la Revista argentina Caras y Caretas, número extraordinario por el Cuarto Centenario de la Primera Fundación de Buenos Aires. Buenos Aires, 10/10/1936, Número 1.984, página 110.

La imagen de portada pertenece al artista plástico Vijender Sharma.
"Vijender Sharma, un pintor indio, nació en Delhi en 1962. Completó su Postgrado en 1990 - Maestría en Pintura con distinción, (Medalla de oro) de la Facultad de Arte de Nueva Delhi. Comenzó su carrera haciendo portadas de libros y pinturas para series. Además de ser un pintor eminente, también es escritor y ha escrito muchos cuentos y poemas. Es el fundador de una sociedad de arte AIM (Arts India Movements). También ha ganado muchos premios de prestigio. Su talento ha traído fama y gloria a su país y no hay duda de que Vijender Sharma es uno de los pocos grandes artistas de la India en la actualidad".
Fuente: Del sitio Wikimedia - Vijender Sharma. 
https://commons.wikimedia.org/wiki/User:Vijendersharma1962

La Argentina vista desde afuera - segunda parte

por Gloria Steinem
periodista americana y luchadora 
por los derechos de las mujeres (1934-)
El libro "Revolución desde Adentro", de la periodista y luchadora Gloria Steinem, detalla todos los aspectos en los que las personas sufren por falta de autoestima, que no debe confundirse con "egoísmo" o "narcisismo". La autoestima, según la autora, es necesaria tanto a las personas, como a las familias, como a los países. Veamos qué opina de la Argentina:
        “Todos tienen dos caras: una para aquellos que están por encima, y otra para los que están debajo”. Una descripción clásica del tipo de temperamento que se crea cuando se enajena el autodominio, ya sea en una familia o en una nación. 
        Si tal claro contraste parece resultar de la idiosincrasia de dos pequeños países agrícolas (se refiere a Barbados y a Haití), consideremos el ejemplo de dos naciones industrializadas que se cuentan entre las diez más grandes del mundo: la  Argentina y Australia.
        Ambas poseen gran riqueza natural, numerosa población de inmigrantes europeos, tristes historias de brutalidad para con los indígenas (lo mismo, por supuesto, que los Estados Unidos) y extensas zonas ricas y sub-pobladas. Pero los esfuerzos de la Argentina por instituir la democracia a menudo han caído víctima de dictaduras militares fanáticas; su sociedad está dividida en extremos de ricos y pobres, urbana y rural; y el papel que ha desempeñado como refugio para nazis y otros fugitivos de la democracia se ha tornado ya legendario.
        Australia, sin embargo, tienen una democracia estable, un ingreso per cápita casi tres veces más alto que el de la Argentina, mucho menos violencia y corrupción, y un grupo militar mucho más reducido. Incluso el culto a la masculinidad no es en Australia tan agresivo como en la Argentina
        Puesto que hubo más inmigrantes que emigraron por propia voluntad a la Argentina que a Australia, que era sobre todo un terreno de descarga para las prisiones superpobladas de Gran  Bretaña, podría pensarse que la diferencia en cuanto a autoestima debería haber resultado de manera inversa. 
        Pero la influencia de la religión católica, fatalista y centrada en el pecado, combinada con la aplicación de políticas económicas extremas, la dominación de regímenes militares a lo largo de generaciones y una tradición de tortura política, son factores que han plagado a los argentinos, que, por supuesto, no son intrínsecamente diferentes de los australianos. 
        Contemplando los casos de Barbados y Australia como ejemplos relativamente positivos, uno de los sellos sociales distintivos de la autoestima parece ser la capacidad tanto de brindar como de exigir justicia, una expectativa que se extiende de lo personal a lo político; existe por lo menos una creencia de que la ley, institución ante la cual todos deberían ser iguales, tiene el deber de no caer en el favoritismo. 
        Sin embargo, en la Argentina y en Haití raramente existe siquiera esta expectativa. “El pueblo pudo luchar contra las inundaciones y las pestes –escribió el novelista brasileño Jorge Amado acerca de problemas similares en su país- pero  no contra las leyes; en eso fue vencido”
        Cuando yo iba a la facultad, mi profesor de sistemas de gobierno decía que “la familia es la unidad básica del Estado”, refiriéndose a un tipo de familia paternalista y jerárquica; no sé cómo esperaba él que pudiera emerger una democracia perfecta de este modelo de desigualdad en el cual uno de los padres –la madre- vivía “a través” de los otros, y el otro –el padre- imponía autoridad “sobre” los otros, al tiempo que los hijos eran posesiones con pocos derechos personales, incluso ante la ley. 
        El feminismo está apenas comenzando a cambiar este antiguo paradigma jerárquico, y a crear dentro de este grupo un microcosmos de democracia, desde el cual adquirimos nuestro sentido más profundo del yo y nuestras posibilidades humanas; sin embargo, no hemos comenzado a cambiar, ni siquiera en nuestras mentes ,a imagen de nacionalismo, que sigue siendo intolerante y territorial, un anacronismo peligroso en este planeta frágil y disminuido, donde los límites nacionales ya no pueden contener ni la guerra ni los peligros ambientales. 
        Aun aquellos que nos mostramos más escépticos acerca del nacionalismo hemos llegado a considerarlo un mal necesario. ¿Cómo podemos, entonces, pedirle a cualquier grupo que se las arregle sin él tras las desastrosas secuelas del colonialismo clásico y ante la presencia de colonialismos raciales, económicos y sociales que a menudo están profundamente arraigados? 
        Pero no podemos permitirnos seguir con las viejas prisiones que implica el optar obligadamente por “una cosa o la otra”. Necesitamos estimular la imaginación y visualizar a las naciones como el mejor tipo de familia: estos núcleos familiares democráticos que estamos tratando de crear en nuestras propias vidas. 
        De un modo u otro es preciso cambiar el modelo de familia jerárquica, si es que deseamos dejar de producir líderes que interpretan sobre el escenario nacional e internacional sus traumas de la infancia sin elaborar. Pensemos en ejemplos actuales como el de Saddam Hussein, un chico golpeado y torturado diariamente por su padrastro, que al crecer aprendió a disfrutar presenciando en primer fila la tortura de otros; o el del presidente Ceausescu, que impuso en su país un Estado policial que lo compensaba por los años infantiles que había vivido en una habitación junto con nueve hermanos y un padre alcohólico y sádico. 
        Pensemos también en Ronald Reagan, que sufrió el incesante rechazo de su   padre alcohólico; o en George Bush, cuyos biógrafos describe una infancia acomodada pero con un padre aristocrático y religioso que se valía de un cinturón para imponer disciplina, controlaba todos los aspectos de la vida familiar e insistía en que sus hijos compitieran, ganaran y se convirtieran en líderes, lo quisieran o no. 
        Tener en cuenta estos antecedentes no significa negarles el libre albedrío a dichos personajes (o a nosotros), ni excusar su conducta destructiva (o la nuestra); pues cuando alguien está dispuesto o es capaz de volver atrás y enfrentarse a esos primeros años, los sentimientos pueden dirigirse a sus verdaderas fuentes en lugar de   expresarse de manera más y más intensas.
        Pero cambiar el modo como criamos a los niños es el único camino que, aunque sea a largo plazo, nos llevará hacia la paz o el control de las armas, que nunca han revestido importancia más crucial que ahora. Como dice el adagio feminista, “Lo personal es político”
        Cuando imaginamos estados nacionales, podríamos visualizar familias que estimulen la autoestima y los talentos únicos de cada persona; eso crea independencia, no dependencia; y produce gente lo bastante segura de sí para complacerse en dar poder a otros. 
        Aun ahora, si escuchamos a un dictador o a un revolucionario humanitario, percibimos la diferencia en sus respectivos motivos:  uno quiere imponer su visión de las cosas, el otro aspira a ayudar a descubrir una visión compartida; uno promete beneficios a algunos y castigo a los demás, el otro sabe que nada beneficia a aquellos que no han participado, y que la violencia sólo produce gente violenta. 
        En otras palabras, una de las diferencias cruciales entre los déspotas y los líderes creativos es el contraste entre baja autoestima y alta autoestima. Y así como el principal interés de una familia verdaderamente enriquecedora no es el de mantener a sus miembros para siempre en el hogar, el principal interés de una nación no debería ser el de trazar una línea en la arena y mantener a sus miembros detrás de ella, sino el de crear ciudadanos del mundo lo bastante seguros de sí mismos para tratar a los demás con igualdad: no peor que en el estilo colonial y “masculino”, ni mejor que en el colonizado y “femenino”, sino tan bien como. 
        Es hora de dar vuelta el adagio feminista. Lo político es personal”. 
Gloria Steinem,
“Revolución desde adentro”
versión completa, 
Editorial HCBS, Libro Express,
Estados Unidos de América,
año 1992. 
La periodista Gloria Steinem, en una foto
del año 2008 publicada en el sitio
Wikipedia 

Biografía de Gloria Steinem

Gloria Marie Steinem, más conocida como Gloria Steinem (Toledo, Ohio; 25 de marzo de 1934), es una periodista y escritora estadounidense, considerada ícono del feminismo en su país, así como una activista de los derechos de la mujer referente del movimiento feminista estadounidense a finales de 1960 y principios de 1970.
Fue columnista para el New York Magazine y una de las fundadoras de la revista feminista liberal Ms.. En 1969, Steinem publicó el artículo "After Black Power, Women's Liberation" ("Después del poder negro, la liberación de las mujeres") que le convirtió en una líder del movimiento feminista. Junto a Betty Friedan es una de las referentes de la llamada "segunda ola del feminismo".
En 1971 fue la autora de uno de los discursos referentes del movimiento feminista de Estados Unidos del siglo XX durante la fundación de la Asamblea Política Nacional de Mujeres: "Llamamiento a las mujeres de América".
En 2005 Steinem, Jane Fonda y Robin Morgan cofundaron el Women's Media Center, una organización que tiene como objetivo hacer visible a las mujeres en los medios de comunicación.
Fuente: Del sitio Wikipedia - Gloria Steinem
https://es.wikipedia.org/wiki/Gloria_Steinem

Alimentación para este tiempo

      por Federica Zosi,
profesora y divulgadora 
        "Cuando hablamos de cambios importantes a realizar en este tiempo, también es necesario mencionar la alimentación.
        Qué alimento le damos a la mente y qué provoca esto en nuestras emociones es realmente algo que resulta necesario preguntarnos. ¿Qué es lo que escuchamos? Conversaciones, ruidos, músicas…Todo lo que ingresa a nuestro ser desde la audición es el alimento sonoro. Entonces debemos seleccionar aquellos sonidos que armonizan nuestro ser de manera completa y tratar de evitar aquellos que sabemos que nos provocan irritación y descontento. Ya existen variadas terapias  que utilizan el sonido como camino a la salud y al equilibrio del ser. Recordemos que el 80% de nuestro cuerpo físico es agua y que el  agua es conductora de todos los alimentos; por lo tanto, también transportará a todas las células el sonido que se sumará a los procesos de armonía y desarmonía de acuerdo con la vibración que tengan.
        También deberíamos preguntarnos: ¿qué es lo que vemos? Y éste es uno de los puntos más vulnerables que tenemos, ya que las imágenes están presentes todo el tiempo, por donde transitemos. Suelen  impactar en nuestro inconsciente o subconsciente y quedan allí grabadas. La memoria visual es sumamente activa en el ser humano y muchas veces nos sorprendemos hasta nosotros mismos de algún recuerdo que surge a través de una forma o un color. Algunas terapias que nos ayudan a realinearnos utilizan también el color y las formas para recordarnos el estado de armonía. La pintura de mandalas, la meditación sobre las sagradas formas geométricas, el vestirse con los colores adecuados para lograr la estabilidad, ayudan muchos en estos tiempos.
        Ingresan alimentos también por nuestro olfato. ¡Cuántos cambios se provocan según la fragancia que se inhale! El aire impuro de las grandes ciudades contamina los pulmones, la piel, la mente… en fin, todos nuestros cuerpos. Como elemento de ayuda, los aceites esenciales son un vehículo sanador. Sabemos y está comprobado científicamente que en un lugar donde fumen algunas personas el que más asimila los efectos contaminantes es justamente el que no fuma. Entonces, atención a los alimentos que ingresan por nuestra nariz.
        Tenemos como seres humanos otra gran capacidad en potencia, que es el tacto. Nuestras manos nos permiten conocer el mundo que nos rodea, sentirlo. Tanto en las palmas de las manos como en las yemas de los dedos existen centros de energía o chakras que son sumamente perceptivos. Recuerdo que hace poco tiempo un niño bellísimo me dijo: “Yo veo con las manos”. Fue hermoso ese compartir, porque para algunos es natural ver con las manos, apoyar una mano sobre un libro y percibir completamente su contenido. Sé que puede siempre existen varias realidades paralelas manifestándose al mismo tiempo. Cuando nuestras manos tocan superficies suaves, el registro de armonía será mayor que cuando se deslizan sobre superficies ásperas. Ser conscientes de la vuelta a la suavidad, a la delicadeza, a la a la caricia sutil, hace que el alimento percibido por el tacto ayude a la armonía integral del ser.
        Los alimentos que ingresan por nuestra boca nos provocan una doble nutrición o desnutrición. El sabor hace que impulsos cerebrales actúen sobre todas nuestras células en el acto de degustar, y además está el poder nutricional en sí mismo de los alimentos físicos que consumamos.
        Los movimientos acelerados de la sociedad consumista hacen que la alimentación sea cada vez más rápida y elaborada, consumiéndose diariamente alimentos bajos en contenido nutritivo, pero que sacian el hambre.
        Es preciso hacer un cambio con respecto a la alimentación para que todo el funcionamiento de nuestro organismo esté en mejores condiciones. Las dietas más naturales, que se basen en la ingesta de verduras, frutas y cereales, son las más aconsejadas.
        Como cada ser humano es una integridad con respecto al cuerpo físico, se sugiere la consulta a algún profesional dedicado a la nutrición natural para encontrar  una guía personalizada correcta.
        El alimento debe ser fuente de energía y nutrición para nuestro cuerpo. Generalmente comemos sin prestar atención al acto de alimentarnos; las consecuencias son múltiples desórdenes corporales que terminan en enfermedades. Como mencionamos tantas veces, sólo se trata de volver a un orden más natural en todas las acciones que tomemos.
        Los sabios orientales transmiten un mensaje que creo oportuno mencionar, que es el de hacer una cosa por vez. Si estás escuchando música, pues escucha música íntegramente; si te estás alimentando de comida, no mires televisión ni leas, concéntrate sólo en el acto de comer. Y así con todas las acciones de nuestra vida.
        Muchos seres suelen decir que hacen todo junto porque no tienen tiempo o que el tiempo no les alcanza o que viven corriendo.
        La toma de conciencia respecto de la salud del ser tiene la premisa de decir “¡alto!” . Hay que detenerse en la carrera que nos lleva a la destrucción y meditar acerca de si todo lo que creemos necesario realmente lo es.
        El manejo masivo de la sociedad de consumo hace que los seres humanos sientan que sus necesidades son cada vez mayores: tener más y más elementos, artefactos, máquinas, para poder estar en igualdad con los demás humanos.
        Detenerse a meditar observando todo lo que nos rodea y realmente sentir qué es necesario es comenzar a revivir.
        Recordemos que somos seres inteligentes y "sintientes”, con un poder muy grande a desarrollar. Todo está dentro de nosotros; allí es el lugar, allí está el altar, allí está el tesoro.
        “Bienllegado” al nuevo tiempo de los humanos despiertos en conciencia. ¡Que la paz sea el perfume que acaricie tu ser!"
Fuente: Del libro de editorial Kier.
www.federicazosi.com
Federica Zosi
“Profecías de aborígenes americanos – 
2012 y más allá”
Editorial Kier,
Buenos Aires, 
año 2010

Donde los perezosos encuentran estos árboles, tienen más crías y viven más

El sitio digital del diario New York Times en Español publicó, el pasado 26 de enero de 2019, una nota de Veronique Greenwood, que sostiene que las plantaciones de árboles de cacao ayudan a la reproducción de los perezosos. La nota, de la Sección Noticias/Ciencia, explica que la ciencia está comprobando que las hojas del árbol de guarumo, que da sombra a las plantas de cacao, aumenta la cantidad de crías de este dulce animal. Veamos:

        "Levanta la vista con atención hacia la copa de los árboles de una plantación de cacao de sombra en el este de Costa Rica y verás una serie de pequeños rostros peludos que te observan. Se trata de perezosos de tres dedos que viven ahí, escalando muy lentamente entre las ramas superiores para disfrutar del sol matutino. Quizá también podrías verlos comiendo hojas del árbol de guarumo, que da sombra a las plantas del cacao.
        Desde hace tiempo los científicos han sabido que este árbol es importante en la dieta de los perezosos. Su follaje es muy nutritivo, está disponible todo el año y es fácil de digerir. Sin embargo, en un nuevo estudio publicado el 22 de enero en Proceedings of the Royal Academy B, los investigadores informan que una población de perezosos con más árboles de guarumo en su hábitat de las plantaciones de cacao tenía más crías y más probabilidades de sobrevivir.
Un perezoso en los árboles de Costa Rica,
Fuente: Wikipedia. 
        Sus hallazgos indican que la presencia del árbol puede ayudar a asegurar la salud de las poblaciones de perezosos incluso en ambientes que ya han sido modificados por los humanos, como las granjas. También muestra cómo los animales que tienen un nicho ecológico especializado, aunque tradicionalmente se les considere vulnerables, pueden persistir en circunstancias modificadas siempre y cuando el recurso del que dependen esté disponible.
        Durante casi diez años, Jonathan Pauli, M. Zachariah Peery, profesores de la Universidad de Wisconsin, y sus colegas han seguido a un grupo de perezosos en Costa Rica. Los animales tienen collarines con radios que transmiten su ubicación cinco o seis veces al mes para que el equipo sepa cuál es el territorio habitual de cada perezoso. El equipo también ha tomado muestras de ADN y ha establecido el árbol genealógico de los perezosos con el fin de poder identificar a los especímenes que tienen más crías.
        Cuando Mario Garcés Restrepo, el principal autor del artículo, se interesó en descubrir si los alimentos de los animales estaban vinculados con su éxito reproductivo, el trabajo preliminar para responder esa pregunta ya estaba llevándose a cabo.
        Los perezosos de tres dedos no son conocidos por su flexibilidad alimentaria, pues suelen depender de unas cuantas plantas. No obstante, aunque generalmente viven en selvas tropicales, los perezosos pueden vivir sorprendentemente bien en otros ambientes siempre y cuando esté disponible la variedad adecuada de árboles, así como fuentes cercanas de agua corriente.
Árbol de guarumo o guarumbo
        Garcés Restrepo hizo un mapa con la cantidad de árboles de cada especie en los casi cuarenta territorios favoritos de los perezosos y buscó alguna correlación entre la densidad de una especie determinada de árboles y el número de crías, así como la tasa de supervivencia del animal a lo largo del estudio.
        Aunque la supervivencia de los perezosos jóvenes no estaba relacionada con el guarumo, los árboles parecían ser importantes para los adultos del grupo. Los cinco adultos que murieron a lo largo del estudio contaban con una cantidad menor de guarumos en su zona, a diferencia de los que sobrevivieron. Al mismo tiempo, tanto las hembras como los machos adultos con más guarumos disponibles tenían más crías. Eso quizá no solo se debe a la nutrición que ofrece el árbol, sino también a la visibilidad, pues los árboles espigados de guarumo tienen estructuras abiertas con muchos lugares desde donde ver y ser visto.
        “Los perezosos a menudo toman el sol por las mañanas”, explicó Pauli, y si atraen parejas llamándolas o exponiéndose a la vista, “estar en árboles abiertos en realidad podría aumentar sus probabilidades de reproducción”.
        Entender mejor qué necesitan los perezosos para prosperar podría ser importante en esta zona y otras. En el noreste de Costa Rica, donde se completó el estudio, la zona alrededor de la plantación de cacao está cambiando. “El paisaje está transformándose”, dijo Pauli, pues se están creando más cultivos de piña, que solo crecen en espacios abiertos y no arbolados. En el futuro podría haber menos espacios habitables en esa área para los perezosos". 
Fuente: Del sitio del diario New York Times en Español - Sección Noticias/Ciencia. 
https://www.nytimes.com/es/2019/01/26/perezosos-habitat-reproduccion/?&moduleDetail=section-news-4&action=click&contentCollection=Noticias&region=Footer&module=MoreInSection&version=WhatsNext&contentID=WhatsNext&pgtype=article
Corteza del guarumo
Fuente: Wikipedia 
Qué es el guarumo?El yagrumo, yarumo, guarumo o guarumbo (Cecropia peltata), es un árbol representativo de la zona intertropical americana y se extiende desde México hasta América del Sur, incluyendo las Antillas. Es común en clima cálido, aunque puede llegar a crecer a alturas de más de 2.000 metros en las laderas montañosas, en zonas conocidas como selva nublada, bosque nuboso, bosques caducifolios, siempreverdes y morichales. En México se le conoce con el nombre de coilotapalo​. Su nombre en francés es coulequin y en inglés trumpet tree.
Fuente: Del sitio Wikipedia - Cecropia peltata.
https://es.wikipedia.org/wiki/Cecropia_peltata

La imagen de portada pertenece a la publicación del New York Times en Español, y es de la fotógrafa Karen Reyes.

Nikola Tesla, una voz que se quiso callar (tercera parte)

Tercera y última parte del material obtenido con la búsqueda sobre el gran Nikola Tesla en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España, a la cual estamos y estaremos siempre agradecidos. Avanzamos en la historia, ya llegamos al año 1917, y seguramente hay mucho más para decir. Y mucho más en inglés, en la Biblioteca del Congreso de la Nación de los Estados Unidos.
Hay que difundir la enorme tarea de este insigne creador, ya que sus inventos hoy los usamos todos. Y todos debemos tener memoria de quien, renunciando a todo para sí, dio todo de sí para la Humanidad.
Sigamos aprendiendo siempre:

MADRID CIENTÍFICO, Revista de Ciencias, Ingeniería, Electricidad, Artes, Industrias, Automovilismo, Curiosidades, etc. Madrid, 5 de enero de 1917, Año XXIV, Número 906. Fundada en el año 1894 por F. Granadino. 
Habla Tesla
        "El publicista inglés H. Smith ha interviuvado al gran físico Nikola Tesla acerca de la posibilidad de un mecanismo susceptible de emitir, á través del aire, una coda eléctrica que haga estallar á gran distancia los explosivos del enemigo.
        «Hoy--dijo Tesla—eso podrá antojarse un sueño; mas es seguro que al paso que va la Ciencia, ese sueño será algún día realidad, pudiendo afirmarse, casi con seguridad de acertar, que esta es la última guerra en que la pólvora y los explosivos decidirán la lucha. La guerra futura se hará por medio de la electridad—insistió Tesla—. El cañón resultará impotente
para el arma del porvenir. Se ha llegado al límite. La guerra no puede ser peor. El mundo cambiará de armas. Pero el cambio no se producirá á tiempo para decidir esta guerra, porque las modificaciones revolucionarias se desarrollan lentamente.»
        "Mostré—dice Smith—al inventor el recorte de la información, según la cual los alemanes habían logrado fundir las alambradas defensivas rusas, y le expresé la suposición de que hubieran empleado espejos reflectores».
        «En mi opinión —repuso —la fundición de las alambradas defensivas es perfectamente posible, y el resultado se obtuvo mediante la producción de una llama de gas sometida á alta presión. Los alemanes están muy adelantados en la fabricación y uso del hidrógeno. Considero probable que hayan empleado este gas, aprovechando su enorme valor calórico.
        »La llama producida puede ser proyectada á una distancia de 100 pies, que basta para el propósito.
        Considerando el reducido espacio que á veces separa las trincheras, y en caso de que éstas se encuentren á considerable distancia, el trabajo de zapa puede llevar á los atacantes hasta una distancia corta desde donde la llama puede destruir las alambradas del adversario. 
       La acción de tal llama es instantánea.
       »En cuanto al uso de un reflector para el mismo propósito,no es imposible desde luego concentrar bastante calor á una distancia de 30 metros para fundir una alambrada.  
       »E1 gran filósofo naturalista Buffon, á fin de investigar la verosimilitud de la hazaña de Arquímedes, que incendió la flota de Marcelo con espejos y rayos de sol, construyó un espejo fraccionado, consistente en 138 espejos planos de ocho pulgadas de alto por
cinco de ancho. Con este aparato pudo quemar madera desde una distancia de 210 pies.»
       Refiriéndose á sus propios estudios sobre el encauzamiento de la energía radiográfica, el inventor
dijo:
        «Es posible producir efectos eléctricos á distancia por medio de la energía radiográfica. He venido trabajando en este problema por más de veinte años.
        Creo haber practicado un visible adelanto en tal dirección; mas la transmisión radiográfica no se ha desarrollado todavía hasta hacer posible el empleo de esta fuerza en la guerra con un efecto que eliminará los cañones en las batallas del porvenir.
        »No puedo dar aún detalles. Acaso sugeriría á los beligerantes ideas que podrían aprovechar, aumentando el horror de la guerra presente. Pero puedo declarar, en cambio, cuáles serán las aplicaciones del invento:

  • Primera. Será posible enviar un cuerpo explosivo á través del aire (un proyectil aéreo que viaje á una velocidad mucho mayor que la de un aeroplano) y dirigir este objeto á un punto determinado, en donde podrá hacerse estallar por el operador radiotelegráfico que lo ha puesto en movimiento y que se encuentra á distancia considerable. Otras máquinas aéreas podrán ser dirigidas en la misma forma con idéntico resultado.
  • Segunda. Los proyectiles podrán dirigirse de modo que sus efectos locales inhabiliten al enemigo para la lucha.
  • Tercera. También será posible obtener á grandes distancias efectos de tensión eléctrica que causen daño á hombres y cosas.»

        "En suma: la muerte, el fuego y la explosión causadas á distancia por medio de máquinas silenciosas".
        "Ese día—añadió Teslaacabarán las guerras"
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001988582&page=10&search=nikola+tesla&lang


ALREDEDOR DEL MUNDO, Madrid, 9 de junio de 1928, Año XXX, Número 1512.
La seguridad en el aire
El problema de los vuelos verticales 

        "El mundo está de continuo observando maravillado los avances de la aviación, en cuyo campo tantas maravillas de construcción y ejecución se realizan. Los entusiastas de la aviación creen que la única solución al problema de los vuelos al alcance de todos está en la solución del vuelo vertical de una manera positiva. Los aparatos de vuelo vertical (tipo helicóptero) son aptos, como se sabe, para emprender el vuelo y tomar tierra en poco espacio sin necesidad de que para realizar estas operaciones subsistan los extensos campos de aterrizaje actuales.
        Además la velocidad que pueden alcanzar es de unas sesenta millas por hora y, en el caso de pararse el motor, pueden quedar libres de caídas. Una corporación importante trata de lograr el vuelo vertical por medio del aparato que aparece en esta página. Consiste en dos propulsores colocados en el extremo de los brazos de una cruz, y cada uno provisto de su propio motor. Estos arcos son para probar la elevación y ambos giran en direcciones opuestas como indica el diagrama. En lugar de inclinar el aparato como en el método corriente para que permita a la aeronave deslizarse por la tierra, caso de una parada de los motores. 
        El proyecto es del Dr. Nikola Tesla, que también figura en estas páginas, y lleva el número 1.655.113 del registro de patentes. Los detalles del mismo pueden conocerse mirando a los grabados. Este doctor afirma que el tipo de helicóptero es casi impropio para conseguir una velocidad importante en los transportes aéreos, a consecuencia del gran ángulo de inclinación del eje del propulsor al horizontal en que los tipos ordinarios operan. Manifiesta que estas máquinas son incapaces de proceder horizontalmente a lo largo de recta en condiciones aéreas prevalecientes, que son objeto de oscilaciones y que pueden averiarse en caso de que las condiciones del medio de vuelo se alterasen. 
        Según el sistema  del  Dr. Nikola Tesla dos planos se colocan estrechamente unidos. La cola se omite en él o si se utiliza puede ser retractable por medios sencillos. 
        Como generadores, el Dr. Tesla intenta emplear dos turbinas de su invención. Cuando el mecanismo está en reposo, los planos y el propulsor está en posición vertical. 
        El piloto y los pasajeros son suspendidos sobre muñones que pueden girar en un ángulo de 90 grados. 
        El método corriente de control de dirección y giro lo realiza el piloto por medio del pie o de la mano. 
        El aparato se elevará en posición vertical hasta la altura que se desee. Cuando se inclina  gradualmente manipulando el elevador procede como un aeroplano corriente; la resistencia se transfiere cuando el ángulo de inclinación disminuye y la velocidad en dirección horizontal aumenta.          
        Así, con la inclinación del aparato, el piloto aumentará el impulso del propulsor para compensar la reducción de la fuerza sustentadora. Gradualmente puede entonces disminuir la potencia generadora cuando el aparato gana velocidad. 
        Se observará que con cualquier tipo de motor de gasolina podría funcionar el helicóptero del Dr. Tesla; pero éste recomienda que se emplee su turbina de gasolina, que se adapta más a esta clase de trabajo y a los modernos tipos de aeroplanos de vuelo vertical. 
        Esta turbina es capaz de llevar una sobrecarga y de funcionar sin peligro en las velocidades excesivas, de modo que la potencia necesaria está lograda por los motores. Al mismo tiempo, existe una reserva potencial para que el operador pueda emplearía cuando le plazca para aumentar la velocidad. Las ilustraciones nos muestran al aparato como podría aparecer en reposo con el propulsor en posición vertical, y al mismo aparato en posición horizontal de vuelo. 
        Los ensayos para el transporte de viajeros probarán lo eficaz de este aparato y de la aplicación de la turbina. En los aeroplanos de tipo mayor los asientos irán equipados con paracaídas, de modo que los pasajeros puedan salvarse en caso de peligro. Los aeroplanos de este tipo son de metal.  
        Lo eficaz de los aparatos construidos con este material se muestra en el aeroplano alemán “Bremen”, primero en cruzar el Atlántico de Este a Oeste. 
        En este aspecto de los vuelos verticales, cabe a España el orgullo de haber sido la primera nación que ha trabajado de un modo fructífero.  En efecto, el autogiro del notabilísimo ingeniero La Cierva, ha demostrado cuál será en el futuro el aparato aéreo de más efectividad, y cómo con su helicóptero el problema de la seguridad en los vuelos está logrado y apartados todos los peligros de un aterrizaje violento en los vuelos tal y como ahora se ejecutan.
        Cualquiera que sea el resultado que obtengan los ensayos que a este respecto realizan diferentes naciones, el Sr. La Cierva ocupará siempre un lugar preferente entre los precursores". 
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0002041601&page=9&search=nikola+tesla&lang=es

HERALDO DE MADRID, jueves 30 de noviembre de 1933, Año XLIII, Número 14.925.  
Una gran revolución científica que puede contribuir
a precipitar otras revoluciones 

        "El eminente físico norteamericano Nikola Tesla descubre un procedimiento para utilizar la energía cósmica, que él llama la "radio-actividad" . Se podrán situar varios aparatos de transmisión en cualquier parte del Globo, en el mar o en tierra firme, que se encargarán de poner en marcha todas las máquinas existentes de día y de noche 
        El periódico francés “Le Matin” publica en su edición del 29 del corriente unas interesantísimas declaraciones científicas del sabio norteamericano Nikola Tesla, quien después de treinta años de constantes investigaciones afirma haber descubierto un procedimiento para la aplicación de una energía cósmica que revolucionará todo el sistema motriz moderno. El profesor Nikola Tesla llama a su nuevo sistema la “radio-actividad”
        Según las declaraciones del eminente físico norteamericano, su invento puede ser utilizado en todas las proporciones, según se desee, y cree que su utilización podrá ampliarse a numerosas actividades. Añade que el coste del montaje de los aparatos será caro en un principio. Respecto a la nueva fuerza motriz declara: "Cuando empleo el término «energía cósmica» me refiero a la captación de los rayos cósmicos.» 
        Veamos la  exposición que ha hecho, en líneas generales, el profesor Nikola Tesla al público francés: «No puedo descubrir todavía mi método ni mi aparato destinados a la obtención de los resultados que pretendo- Lo único que puedo decir es que he medido la intensidad de tal energía y su efecto. De los hechos que me ha brindado la experiencia y de ciertas deducciones matemáticas deduzco que me es posible calcular, con una precisión considerable el poder que un aparato de mi invención sería capaz de desarrollar.  Esta nueva fuerza, destinada a la marcha de las máquinas del Mundo, derivará de la energía del Universo—la  energía cósmica—, cuyo punto de origen para la Tierra, es el Sol. Esa energía existe actualmente y en cantidades ilimitadas por todas partes. 
        Mediante el aparato que he construido para  la utilización de esa nueva energía se podrá, transmitir la fuerza motriz, las máquinas y otros aparatos, ya sea por hilo directo y por mi sistema sin hilos, según se desee. Semejante transmisión de energía, se hará, desde las centrales, que podrán ser situadas donde se quiera, en cualquier parte del Globo, en tierra firme o en el mar. La noche no interrumpirá la transmisión de la nueva energía. Cuando esa, nueva, fuerza, esté comercialmente disponible no se dependerá, como ocurre ahora, del carbón, del gas, del petróleo o de cualquier otro  combustible”

Para más información sobre este gran hombre Nikola Tesla, se puede consultar el material diverso que se encuentra en la Librería del Congreso de los Estados Unidos, en este enlace. Está en inglés.
http://www.pbs.org/tesla/

La imagen de portada pertenece al sabio Nikola Tesla y fue obtenida por el fotógrafo Napoléon Sarony

El fin del mundo, visto en el año 1900

En nuestra búsqueda en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España, hemos encontrado esta nota que nos plantea cómo será el fin del mundo, visto con los ojos del año 1900. Se cita a varios investigadores, y se hace un detalle de tamaña tragedia. La recomendación de los sabios  de plantar árboles no debe olvidarse, ya que anunciaron la necesidad de contar con plantas para obtener el oxígeno que, al parecer según la nota, va a faltar. ¡Que no caigan en saco roto sus advertencias!

POR ESOS MUNDOS, Aventuras y Viajes, Año I, 29 de septiembre de 1900, Año I, Número 38.
¿CÓMO ACABARÁ EL MUNDO?
        "Ha sido siempre cuestión muy  debatida entre los sabios la manera como sobrevendrá el fin del mundo. Pero cuantas profecías se han lanzado acerca del particular, no habrán causado, indudablemente, en los lectores la sensación que les producirán los nuevos sistemas que algunos excéntricos y extravagantes hombres de ciencia pregonan en artículos y estudios que extractamos á continuación. El hombre será devorado por monstruos que arrojará el mar sobre la tierra; cangrejos y langostas enormes atenazarán y sujetarán fuertemente á los seres humanos; el sol no proporcionará calor suficiente á la tierra, y moriremos helados; nos faltará el aire para respirar, y nos ahogaremos; sobre nuestro planeta descargará una inmensa fuerza eléctrica de millones de voltios que nos quitará la vida instantáneamente, y otras muchas profecías que erizan los cabellos y causan pavor en el ánimo del hombre más esforzado.
        La Ciencia, que es incansable en sus investigaciones, no vacila en caer en lamentables errores y preocupaciones por querer penetrar allí donde le está vedado, y se entretiene en formar cálculos y conjeturas acerca de la manera como sobrevendrá el fin del mundo. 
        Según la Astronomía, así como nuestro sistema solar tuvo su principio, debo tener también su fin; y si hubo un tiempo en que la vida era imposible sobre la tierra, otro tiempo ha de llegar en que el hombre no pueda habitarla.  
        La Ciencia, fría y calculadora, ha profetizado el fin físico del mundo con la destrucción del globo y de cuanto contiene. El Universo gira sobre tres puntos esenciales, a saber: nacimiento, vida y muerte. Los soles y los planetas se desarrollan, viven y, por último, mueren; y nuevos soles y sistemas vendrán á reemplazarlos. 
       Así opinan muchos hombres de reputación científica bien sentada, los cuales dicen además que el fin del mundo puede considerarse bajo dos distintos aspectos: ó significando la aniquilación  de nuestro planeta por repentina catástrofe, ó por decaimiento gradual.
        Es de importancia sentar el hecho de que difícilmente  se encuentran dos sabios que convengan en la manera de cómo ha de sobrevenir el fin del mundo. Unos afirman que la catástrofe será tan terrible que borrará literalmente la Tierra, sin dejar huellas de su paso por el Universo; mientras que otros prefieren creer que, aun cuando el hombre no pueda existir, nuestro planeta continuará impávido sus determinados movimientos. 
        Pero oigamos á Lord Kelvin que ha dedicado largos trabajos á este interesante problema. Este sabio inglés alarmó al mundo científico, no hace muchos años; afirmando que no quedaba en la atmósfera oxígeno suficiente para más de trescientos años, y que el planeta estaba sentenciado á morir al cabo de ese tiempo por sofocación. 
        Todos sabemos que no hay animal que pueda vivir en una atmósfera que carezca de oxígeno; así, dice Kelvin, sucederá al hombre que por sí mismo enciende el fuego que ha de sofocar a su progenie. Por término medio, se necesitan tres toneladas de oxígeno para consumir una de combustible; y el oxígeno que existe en nuestra atmósfera es prácticamente toda la provisión utilizable para este fin. Según nos indica el barómetro, el peso medio del aire es catorce libras y algo más por pulgada cuadrada, sigue diciendo Lord Kelvin; lo cual da un peso total para la Tierra de un billón y veinte mil millones de toneladas de oxígeno por una de combustible; el peso total de combustible que puede consumirse por este oxígeno es de trescientos cuarenta mil millones de toneladas. 
        Veamos ahora cómo puede el oxígeno mantenerse en proporción con el combustible. El mundo consume unos seiscientos millones de toneladas de carbón al año, y á esto hay que añadir el consumo de oxígeno hecho por la madera y otras substancias vegetales que se queman, lo cual eleva el consumo equivalente de carbón en todo el mundo, á nada menos que á mil millones de toneladas al año.  Así, aun al presente cálculo de consumo de combustible, no queda oxígeno más que para trescientos cuarenta años; y mucho antes de que llegue esa fecha, tan viciada llegará á estar la atmósfera por el gas ácido carbónico y tan escasa de oxígeno, que, ó habrá que emigrar á otro cualquier planeta, ó habrá que perder la costumbre de respirar. 
        Hasta aquí lo que opina Lord Kelvin. Veamos al eminente sabio a americano Rees, que aun es más radical que Lord Kelvin en el agotamiento de la provisión de aire para el mundo. Rees da la voz de alerta en esto de la próxima carencia del indispensable elemento, y dice. Esa frase tan usual “libre como el aire”, será una antigualla, una expresión que nada dirá en ese porvenir, distante aún por fortuna. El aire dejará de ser libre, porque habrá que fabricarlo y venderlo como se vende hoy el pan ó algo o de lo que para vivir necesitamos. 
        Los que no trabajen para obtener su provisión de aire diaria, ó los que no ganen lo bastante para comprarla, morirán. El aire artificial se almacenará en grandes algibes de donde se obtendrá lo necesario para la venta diaria. El oxígeno de las fábricas se ingerirá como el buzo inspira en sus pulmones el aire que se le cede cuando se sumerge en las aguas del mar. Los tribunales condenarán á morir por falta de aire, sin necesidad de los aparatosos ó misteriosos actos con que hoy se lleva á cabo esta pena de muerte. Entonces sucederá que si no hay medio de comprar aire, no habrá medio de vivir. 
        Queda algo así como un rayo de esperanza que nos llega á través de tan negras nubes. Tanto Lord Kelvin como Rees, creen que los males que anuncian se retrasarían bastante si el agricultor mejora sus procedimientos, aumentando el cultivo de la tierra para que las plantas y los árboles abunden por todas partes, á fin de que absorbiendo el ácido carbónico nos devuelvan bastante oxígeno nuevo con que reemplazar el que se   pierde con el creciente consumo de combustible. 
        Todos los recursos que la madre Naturaleza nos proporciona y que hoy (salvo contadas excepciones) desperdiciamos, como las mareas, los saltos de agua, la energía solar, el viento, el éter, la electricidad atmosférica, etc., nos darán en el porvenir gran parte ó toda la energía que diariamente necesitemos, y entonces no habrá tanto, peligro de que venga la muerte por sofocación. 
        Pero aunque el mundo escape de este peligro, siempre existirá la amenaza de que pueda llegar un día en que la humanidad no tenga aire para respirar. Mr. Nikola Tesla anuncia que si no tenemos la prudencia debida, arderá un día la atmósfera con las descargas eléctricas de unos cuantos millones de volts. Indica también que las suspensiones periódicas de la vida orgánica en el globo, podrían ser efecto de la ignición del aire por los relámpagos. La electricidad os realmente una fuerza misteriosa, y la advertencia de Tesla es interesante; pero más interesante sería saber si el distinguido electricista cuenta con remedios que proponer. 
        Otro sabio, Mr. Wells, ha hecho ver de manera gráfica con un grabado sensacional en su obra "La máquina del tiempo", el fin del mundo, según él lo concibe. El último hombre, profetiza Wells, morirá helado, haciéndose la vida insoportable en nuestro planeta, por el frío intensísimo. Tiene este sabio en su favor el testimonio de la Ciencia, y basa sus presunciones en los trabajos de Darwin. A fuerza de cálculos se ha llegado á presumir que el calor de sol disminuye lentamente, y que después de muchos años nuestro astro no dará el calor necesario para la existencia humana. 
        Montando Mr. Wells su máquina del tiempo, se sumerge con ella en el remoto porvenir, y cuando ha hecho un viaje en el que ha tardado millones de años, encuentra un mundo que lentamente va helándose y en el que el hombre y los animales no hallan medios de contrarrestar las angustias del hombre ó de protegerse del frío. El sol se deja ver en un cielo gris, como inmenso globo pálido, de color ceniciento, incapaz de darnos luz y calor.
        Los astrónomos convienen, casi por unanimidad, en que la temperatura solar baja constantemente, y admiten la incesante contracción de nuestra gran lumbrera.
Aparentemente, dicen, el sol se contrae á razón de seis mil metros por año. No hay, sin embargo, motivo para inmediata alarma, porque han de pasar millones de años antes de que nuestro sol desaparezca dé los espacios. 
        Pero cuando esto se acerque, entonces vendrán á la vida horribles animales de inmensos tamaños traídos por la alteración de nuestras condiciones atmosféricas; y esos animales se arrastrarán sobre las masas de hielo, deslizándose por los mares y lagos, y destruyendo cuanto aún quede con vida. Toda vegetación irá desapareciendo poco á poco, una tempestad constante de nieve reinará sobre la tierra, y nuestro desgraciado planeta girará en el espacio durante algún tiempo para caer después como masa helada en las profundas entrañas del agonizante sol. 
        Hay escritores que combaten la teoría de que todos los planetas que en el espacio giran tienden á la muerte, y declaran que esta tendencia aparente será compensada mediante algunas fuerzas restauradas. Pero hombres científicos replican á esto que hasta ahora no tienen noticias de tales fuerzas, y que, según su actual conocimiento, el sol y todos los planetas irán lentamente decayendo hasta desaparecer por completo. 
        También hay quien cree posible la aniquilación de la tierra por alguna  horrorosa catástrofe. Uno de los que esto sustentan es el profesor Falb, conocido astrónomo, que profetizó la destrucción del mundo para el 13 de Noviembre del año pasado, por choque con el cometa Biela; pero llegó el día pavoroso y pasó también, sin que el tal choque ocurriera. No fue esta la primera vez que al cometa Biela se le achacó la triste comisión de ser el encargado de la destrucción de la tierra. 
        Entre 1828 y 1832 se profetizó también que vendría á chocar con nosotros. Pocas palabras bastarán para escribir la historia de aquel planeta. El 17 de Febrero de 1826 descubrió M. Biela en Bohemia un cometa cuya órbita era recorrida, según él calculaba, en unos, seis años y nueve meses. Al finalizar este plazo predijeron los astrónomos que sería visible el nuevo cometa. Así se verificó regularmente hasta 1846 en que apareció dividido en dos cometas distintos. 
        Cosa novísima fue esta aparición de un cometa dividido en dos partes, y los astrónomos siguieron estudiando á Biela con el mayor interés. El 14 de Enero de dicho año era grande la distancia entre las dos partes; esta distancia se había aumentado el 23 de Febrero, y el 22 de Abril habían desaparecido las dos partes del interesante cometa. Volvieron en 1852 habiendo aumentado la distancia y, como ninguna de las dos partes poseía un “núcleo”  adecuado, se decidió que estaban en el proceso de su desintegración. 
        Desde 1852, los dos cometas dejaron de verse, decidiéndose por los astrónomos que Biela debía haber sufrido la suerte de todos los cometas que se aproximan con frecuencia al Sol, que caen en su inmensa masa y se consumen como las moscas que revolotean en derredor de la luz; ó emplean su substancia en formar colas de tan extremada longitud, que por su atenuación no son visibles.
        Pero el lector preguntará: ¿no hay otros cometas, contra los cuales puede chocar la Tierra con desastrosas consecuencias para ella y para sus habitantes? A esto hay qué contestar, que, basándonos en muy ilustradas opiniones, existen unos 17.600.000 cometas en relación solamente con el sistema solar. ¿Quién puede asegurar que uno de estos no choque un día con la Tierra? Pero esta catástrofe, aunque posible, es muy remota. 
        Otra pregunta puede hacerse. ¿No podría tener; lugar la extinción de la raza humana por medio, de algún orden inferior de animales que usurparan el dominio de aquella y la destruyesen? A primera vista parece absurda la idea. ¡El hombre, rey de la creación, arrojado del globo por animales sobre los que tuvo dominio absoluto! Pero veamos lo que dice la Ciencia. 
        Hace muchos siglos, era muy general en nuestro planeta la existencia de inmensos monstruos, tanto en la tierra como en el agua. Muchas especies de estos monstruos se han extinguido ya en nuestros tiempos. Cuando ha desaparecido un “tipo”—decía Nesbit— la Naturaleza jamás lo renueva; pues son infinitos sus recursos y los patrones no se repiten. Y puede suceder,  que desapareciendo el hombre, venga la Tierra a ser propiedad de animales desconocidos. Es muy posible que los cambios climatológicos y los desarrollos y modificaciones de los cuales tenemos poco conocimiento, concurran para dar á algunas especies importancia peligrosa. 
        La viva imaginación del ya citado Mr. Wells, siempre dispuesto á hacernos temblar de miedo, llegó á pintarnos el mundo devorado por hormigas. En el África Central existen unas hormigas contra las cuales el hombre no puede defenderse; en su marcha de un punto á otro destruyen aldeas enteras, hacen correr ante ellas á hombres y animales, y matan y devoran cuanta criatura cae en sus garras. 
        Al presente este mal parece hallarse domiciliado por la existencia de animales que las combaten con éxito. Pero ¿el día que estos falten?
        Sabemos cuan fácil es perturbar el equilibrio de la Naturaléza: los conejos que imprudentemente fueron llevados á Australia y California, se convirtieron al poco tiempo una calamidad para aquellos países; en muchos casos los gorriones suelen arruinar á los labradores, y los jacintos plantados
en los ríos de la Florida se multiplicaron de tal modo, que hicieron imposible la navegación. 
        No hay, pues, que rechazar como imposible la extinción del hombre por el enorme aumento y propagación de los órdenes inferiores. Por si el lector no estuviera convencido Mr. Wells vuelve a presentar  en el estudio que hace de esta materia, la repentina aparición de una raza de
monstruos anfibios arrojados por el mar, capaces de barrer al hombre y cuanto éste ha construido en el planeta.
         Existen restoss fósiles de cangrejos cuya longitud no baja de dos metros; ¿qué sucedería, si por una causa ó por otra, se multiplicaran tan enormes animales?  
        Imaginemos un tiburón que pudiera hacer sus correrías por tierra, ó un tigre que lograse refugiarse en el mar y tendremos una idea perfecta de lo que tan terrible y rapaz monstruo como un inmenso cangrejo podría hacer contra nosotros; y hasta donde la ciencia zoológica alcanza, se admito tal creación como posibilidad evolucionaria. 
        Además de esto, quedan el octopus y otros muchos habitantes de las profundidades. Cualquiera de ellos puede adquirir proporciones enormes y aumentar su número de tal modo, que constituya seria calamidad para el hombre; y aun escapando nosotros  con vida de estos monstruos, nos quedaría la posibilidad de ser víctimas de esos invisibles enemigos, los insidiosos microbios. 
        El bacilo del cólera, de la influenza, de la peste bubónica, de la tifoidea ó de cualquiera otra enfermedad propagada por gérmenes, si encuentra que el clima ó las condiciones atmosféricas le son favorables, se multiplicaría extraordinariamente, y, con el campo libre, seria capaz de destruir la raza humana en un mes. 
        Si consideramos la cuestión bajo otro orden de ideas, puede ocurrir también que, según lo indicado por un famoso sabio, la fuerza de gravitación de la Tierra se duplique por alguna causa desconocida hasta ahora, dando motivos á muy señalados cambios en la estructura de los seres humanos. En estas circunstancias abundarían espantosamente las personas  desfiguradas, ostentando algunas enormes mandíbulas bajo cráneos diminutos. 
        Con este cambio vendría también la alteración en el reino animal, menudeando los monstruos de cuatro, seis y ocho pies, los cuales podrían muy pronto desembarazarse de su adversario el hombre. 
        O si por cualquier otra causa disminuyera la fuerza de gravedad, nos encontraríamos lanzados de improviso á regiones desconocidas del espacio. Un alarmista publicó no hace mucho en un periódico la profecía del irremediable colapso de la Tierra por  causa de la constante extracción de su fluído vital en forma de ¡petróleo! 
        Según aquel escritor, el interior del planeta es aceite líquido, y si éste se contrae, la corteza terrestre cederá. Todos los países—sigue diciendo el alarmista—deberían adoptar una ley que considerara criminal la extracción de una sola gota de tan precioso líquido. En su imaginación ve ciudades populares, pueblos y aldeas lanzadas al abismo, y montañas minadas por sus bases, mientras que millones de seres humanos perecerán entre la oscuridad, el horror, la confusión, el humo y el fuego. 
        Como se ve, este desastre supera á todos los profetizados en horrores y desolación. Hay también quienes predican la ruina del planeta por el hambre; pero contra este mal no falta quien nos anuncia que la Química será el antídoto, produciendo alimentos artificiales que nos rediman de la necesidad de labrar la tierra con el sudor de nuestra frente. El gran químico francés Mr. Buthelot es entusiasta defensor de esta producción futura del alimento artificial, y afirma que el pan, la carne, las verduras, etcétera, serán dentro de algunos años recuerdos históricos solamente, y que el menú de un banquete se extenderá en el orden siguiente: 

  • Pastillas de sustancia nitrogenosa. 
  • Pastillas de materia grasienta. 
  • Un poco de azúcar. 
  • Píldoras refrigerantes. 
  • Pastillas al Jerez. 
        Y cuando este sueño se realice, exclama el entusiasta Berthelot, cuando el alimento del hombre deje de ser un problema diario, la Tierra será un inmenso jardín, corrientes naturales subterráneas saltarán á la superficie, y la raza humana vivirá feliz y tranquila en la abundancia legendaria de la Edad de Oro. 
        Más, mucho más podría escribirse acerca del fin del mundo, poro como sólo sucederá cómo y cuando Dios disponga, vale más dar por terminadas estas notas con la brillante perspectiva que al género humano presenta con sus pastillas alimenticias el ilustre químico Berthelot".
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0003094536&page=4&search=nikola+tesla&lang=es

La imagen de portada pertenece al artista plástico mexicano Miguel Cabrera y se titula "La Virgen del Apocalipsis", del año 1750.
 "En este lienzo se aprecia una escena ampliamente representada en el Arte del Virreinato de la Nueva España: la visión de San Juan descrita en el capítulo 12 del Apocalipsis. Al centro, aparece María, cargando al Niño y protegiéndolo de un demonio que la amenaza desde abajo. A su derecha aparece San Miguel Arcángel luchando con los demonios y Dios Padre detrás de María, tocando sus alas. Del lado derecho de la obra aparece en segundo plano San Juan quien presencia la escena. Don José Reaño y Doña María Olivares financiaron la ejecución de este lienzo, terminado en 1760. Actualmente forma parte de la colección del Museo Nacional de Arte de México, y tiene unas medidas de 352 x 340 cm".
Fuente: Del sitio "El Mundo del Museo / Todo el arte a tu alcance"

Nikola Tesla, una voz que se quiso callar (segunda parte)

Continuamos nuestro trabajo de búsqueda en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España, que con tanto acierto proporciona información de los diarios de ese país a los que digitaliza y comparte en la Web. De esta manera, podemos entender cómo se interpretaban por aquella época, principios de 1900, los increíbles inventos del gran Nikola Tesla, muchos de los cuales hoy "damos por sentado" pero en realidad, no hubiera existido sin este gran, gran hombre. ¡Incluso uno de los textos fue escrito por él!
Veamos las otras publicaciones:

Diario El Día, viernes 29 de abril de 1899, año XX, número 6794. 
Los inventos de Tesla 
        "El famoso electricista Nikola Tesla ha declarado en una interview, que está haciendo experimentos con aparato telegráfico de su invención, con el cual espera poder trasmitir hasta 2.O0O palabras por minuto, sin necesidad de hacer uso de los hilos ordinarios. Éste y otros muchos inventos de Tesla, cuya solución se ha anunciado para muy en breve, son acogidos por los electricistas ingleses con la mayor incredulidad".
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0002406003&page=2&search=nikola+tesla&lang=es

Diario La Reforma, Madrid, martes 23 de mayo de 1899, Año II, Número 149.
 Telegrafía sin hilos
        "París 22 de mayo. Dicen de Nueva York, que el electricista profesor Nikola Tesla ha llegado á Colorado Spring, donde se dedicará por espacio de tres meses á estudios completos sobre telegrafía sin hilos, trabajando sobre alturas de 10.000 á l1.000 pies sobre el nivel del mar. Para ello ha construido una torre do acero, de 80 pies de alto, en la cima del pico de Peak. 
         Los aparatos en la plataforma de su torre señalan 14.22.3 pies y un área de 50.000 millas cuadradas. M. Tesla dice que necesita estudiar las más altas capas del aire y las perturbaciones eléctricas que allí se verifican por enrarecimiento del aire. Cuando haya dominado esa materia, intentará dibujar un aparato que pueda sor usado para trasmitir despachos á largas distancias. Tesla espera perfeccionar de tal manera sus aparatos, que puedan enviarse telegramas desde el pico de Peak, á través del Atlántico, á París". 
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0029034608&page=1&search=nikola+tesla&lang=es

Revista La Energía Eléctrica, año 1899, Número 9, página 6.
 Crónica científica 
        "La luz diurna artificial.— Se asegura que Nikola Tesla, el gran electricista húngaro, acaba de fabricar la luz diurna artificial. A todos los curiosos que visitan su laboratorio les enseña numerosos globos de cristal de diferentes tamaños que parecen soles en miniatura. Están aparentemente vacíos, no tienen alambres dentro, no hay tampoco alambres exteriores, ni se queman los dedos al tocarlos. La luz no afecta la vista, como sucede con la luz solar y con la luz eléctrica. Se dice también que gran número de los principales fotógrafos de Nueva York y de Chicago están haciendo instalar la nueva luz en sus salones y estudios. «He presentado mi luz á los fotógrafos en primer lugar—dice el inventor—porque, siendo tan escrupulosos en cuanto á la luz, serán indudablemente mis más severos críticos. Si logro satisfacer á los fotógrafos, estoy seguro de satisfacer al mundo entero.» 
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0005194334&page=6&search=nikola+tesla&lang=es

EL MUNDO NAVAL ILUSTRADO  - Publicación de Madrid, 1ero. de enero de 1899, Año III, Número 41.  Director D. Pedro de Novo Colson.
Cartas desde New York 
(fragmento) 
        “Los movimientos de los barcos americanos en el mar de las Antillas durante el bloqueo de la isla de Cuba llenarían un volumen. Los torpederos prestaron muy buen servicio por su mucho andar; pero con frecuencia ocurrían roturas de máquina, y á no haber sido por la previsión de este Gobierno de hacer acompañar la Escuadra mandada por el Almirante Sampson por el Vulcan, buque-taller, no sólo aquellos barcos pequeños, sino los grandes, en más de una ocasión hubieran tenido que abandonar las aguas de Cuba para hacer indispensables reparaciones en Norfolk. ( Se refiere a la Guerra entre España y Cuba, que fue su última colonia en independizarse). 
        En tanto los americanos no se apoderaron de Guantánamo ó Santiago, la necesidad de hacer carbón en alta mar ponía á los Comandantes de los barcos en serios aprietos, y las carboneras nunca se vieron llenas. Parece ser cierto que los americanos tenían casi de continuo un barco carbonero en un puerto ó bahía deshabitada de Haiti, adonde acudían ciertos buques de la Escuadra á hacer carbón; también frecuentaban con igual objeto Kingston, en Jamaica. 
        El bloqueo de varios puertos de Cuba fué mantenido casi de continuo por barcos de poco porte, habiéndose habilitado para este servicio una docena de remolcadores tomados de la industria particular y varios yates, amén de varios torpederos y cañoneros; también se comprendieron al principio varios monitores, pero esta clase de barcos ha dado pocos resultados prácticos por su poca fuerza de máquina, escaso andar y malas condiciones marineras; dos de ellos fueron tomados á remolque al ir el Almirante Sampson á Puerto Rico en busca de nuestra Escuadra, y al bombardear los fuertes de San Juan, tal era el balance de estos buques que con dificultad apenas si pudieron hacer ningún blanco. 
        Durante la guerra el Gobierno tenía un ojo puesto en el submarino Holland, las varias pruebas que se habían hecho con este barco resultaron satisfactorias, y á prolongarse la guerra se hubiese indudablemente utilizado para explorar la  entrada de los puertos de nuestras Antillas. 
        En la actualidad se construye en Baltimore, por cuenta del Gobierno, un barco submarino  de mayores dimensiones que el anterior y basado en los mismos principios. También se pensó entonces en transportar á Cuba él Argonauta, que va montado sobre ruedas cual un vehículo para recórrer el fondo del mar. Estos proyectos y otros estupendos  propuestos al Gobierno el notable electricista Nikola Tesla, para destruir nuestra Escuadra con la electricidad, no llegaron a ponerse en práctica con la inesperada terminación de la guerra".

El último invento de Tesla 
        "NICOLAS Tesla, el sabio de verdad — hay que especificarlo así, porque hoy, decir sabio á secas, es no decir nada,—el que, trabajando en unión de Edison—otro gran sabio verdadero á quien la senectud obliga á dormir sobre laureles—consiguió la celebridad hace ya tiempo, acaba de solicitar patente de invención por un procedimiento cuya importancia es capital para el mundo entero, proceder que está suscitando grandes discusiones y muchas envidias, hijas, como casi siempre, de la vulgar injusticia, más digna de compasión que de desprecio. 
        Leyendo el New York Herald del 13 de Noviembre anterior, pueden conocerse las afirmaciones hechas por este genio, y, descartando las exageraciones que atribuirse deben al repórter, darse idea aproximada del importante descubrimiento logrado por el ilustre electricista. 
        Por más que no consta el nombre del joven sabio Marconi— también sabio de veras—en los escritos de dicho repórter, á cuantos sigan con interés estos estudios se alcanza que,  el nombre del notable italiano debe unirse al de Tesla en este asunto, porque á Marconi débese en primer lugar la base del invento de Tesla y, si han coincidido, Marconi tiene con justicia la prioridad; hace ya tiempo que experimentó su telegrafía sin hilos, y la facilidad comprobada de impresionar á distancia, sin conductor visible alguno, un aparato preparado para obedecer los mandatos de otro aparato puesto en manos del operador, que es el hecho primordial y, por lo tanto, la base en la que se funda el nuevo invento de Tesla
        Ahora bien, Marconi no ha logrado vencer las distancias que Tesla asegura haber vencido, y este mérito indiscutible le sobrepone en lauro al que merecidamente alcanzó Marconi; Tesla afirma que podrá transformar la fuerza del Niágara en energía eléctrica, transportable sin necesidad de hilos hasta París, pudiendo utilizarla en la próxima Exposición para cuantos usos sea precisa. 
        No discutiré esta aseveración, porque está fuera de lo razonable, ni me mostraré incrédulo, porque de la electricidad todo puede creerse: me limitaré á estudiar lo esencial de la nueva patente de Tesla, singularizándola á la dirección de barcos conseguida desde la costa por medio de su ya famoso oscilador sin necesidad de que los referidos barcos lleven tripulantes ni de que los una al oscilador conductor alguno. 
        Los cronistas que ya han dicho algo de este prodigioso invento, han dejado correr la pluma fantaseando lo bastante para perjudicarle inconscientemente, al extremo de haber afirmado que desde New York podría Tesla dirigir los barcos, destruir las Escuadras europeas y que sé yo cuántas inexactitudes más. Tesla no pudo afirmar esto, porque su invento, como antes he escrito, se refiere á impresionar un aparato con otro aparato, y solamente los barcos preparados previamente dotándoles del aparato receptor, pueden obedecer los mandatos del operador desde la costa manipulando en el aparato impresor; hase asegurado, además, que la visibilidad no era necesaria para el operador; tampoco es cierto: es imprescindible que el operador conozca la situación del objeto al que se dirige, pudiendo, á lo más, perder de vista al aparato receptor lanzado, pero sin dejar por eso de conocer los incidentes de su marcha, dada la estrecha vinculación de ambos aparatos, que se preguntan y responden á cada momento en tanto que funcionan con la regularidad prevista. 
        Es decir, que el invento de Tesla se refiere á dar dirección á un barco especialmente construido sin necesidad de tripulantes ni de conductores metálicos, siendo la electricidad la que realiza este hecho sin otro conductor que la misma atmósfera. Quien haya visto funcionar la telegrafía de Marconi se explica claramente el invento de Tesla, que el New York Herald ya repetido, demuestra gráficamente en el dibujo que va á seguida, en el que puede verse al operador dirigiendo desde la costa á un barco dinamitero que irá á explotar contra uno de los grandes acorazados colocados allá en el horizonte. 
        ¿Es esto posible.? Sí que lo es; el feliz resultado depende de la precisión dada á los aparatos, precisión que Tesla debe haber estudiado concienzudamente, desde el momento que le han visto dirigir así un pequeño barco en un estanque y, sobre todo, desde que ha solicitado la patente en cuestión; la seriedad de su buen nombre no permite creer en impaciencias temerarias. 
        Si hubiéramos de tomar en consideración todo lo que el New York Herald pone en labios de Tesla, desde luego juzgaríamos al electricista austríaco de soñador y de perturbado, porque le hace decir cosas de las más inverosímiles y descabelladas. Lanzar alrededor del  globo terrestre millones de millones de volts, atravesarle con ellos, acaparar todas las fuerzas electro-magnéticas de nuestro planeta, es una afirmación que por lo rotunda hace sonreír, y sin negar á su oscilador el mérito que tiene, no puede convertírsele en la palanca soñada por Arquímedes, haciendo de él un poder tan soberano, tan fijo é infalible como la frase le define. 
        Trasladar hasta París, Londres, Nueva York, San Petersburgo y Pekín, sin necesidad de conductores, las energías logradas por trasformación eléctrica de las grandes caídas del Niágara, del Yellowstone, de Alaska y de las barrancas del Colorado, con ser de ejecución dificilísima, pudiera ser más posible, pero aun siéndolo, no debe ser afirmado tan rotundamente porque predispone en contra de inventor tan eximio, y si con el oscilador impresiona á distancia de cincuenta millas al dinamitero provisto del aparato perceptor, pudiera no suceder lo mismo tratándose de distancias tan considerables como las que le separarían de las fuentes de fuerza á los puntos marcados para su aprovechamiento, teniendo que salvar obstáculos tal vez insuperables, por elevada que pudiera ser la situación en la que se colocase al oscilador dicho. 
        Por lo demás, bien se comprende que, si el oscilador manda á cincuenta millas con tal que á esta distancia funcione un aparato perceptor que obedece, salvando los obstáculos, bien pudiera otro oscilador gigante por su condición de impresionar hacer ejecutar sus mandatos á otro aparato perceptor tan considerablemente distanciado; la cuestión está en esos obstáculos que al paso encuentre, en conocer la ruta de la corriente, en tener idea exacta del lugar donde las energías eléctricas transportadas han de accionar, en fin, en infinidad de dificultades que á la voluntad de un hombre ni de muchos no es dado prever ni aun, previstas, dominar. 
        Lord Kelvin, al decir del periódico norteamericano, quedó admirado ante el oscilador que tales fenómenos  produce, viéndole funcionar, y la descripción que hace de los mismos es de las más extrañas cuanto pintorescas. Truenos, rayos, centellas, auroras boreales, de todo tiene, y no con dulzura ni parsimonia, en la descripción, sino que adornándola de lo más mayúsculo, de lo más espantoso y retumbante. No dudo de que el oscilador origine rayos, efluvios, centellas, etc., porque sin él, por mí mismo los produzco en mi gabinete electroterápico; mas paréceme exagerado esas tronadas y tempestades violentas. La electricidad estática origina todos esos fenómenos menos el trueno, que yo no he llegado á producir. ¿Es la electricidad estática la que usa Tesla para su invento?          Me inclino á creerlo, si bien es indudable que otras nuevas energías eléctricas y electromagnéticas la complementan. Y muéveme á creerlo así el hecho, por mí comprobado, de poder actuar electroestáticamente sobre cuerpos ligeros para moverlos á mi antojo; pero, de todos modos, esa influencia que á tantas millas alcanza es digna de admiración grande y escapa á la experimentación propia de mis modestísimos medios de estudio. 
        El repórter del New York Herald dice así hablando del oscilador repetido:—Ayer vi la máquina; al tocarla Tesla con el dedo se iluminó con miles de centellas en color y en forma parecida á una aurora boreal de veinte pies de diámetro, acompañadas de lenguas flamíferas que explotaban constantemente con el rugido de un ciclón. 
-¿Y qué es esta fuerza eléctrica?
—Luz invisible—dijo Tesla. — 
        Sin la exageración en estas frases, la última exclamación de Tesla corresponde á la electricidad estática. Haced, si no, funcionar á una máquina de Carré y notaréis bien pronto, estando en obscuridad, que del peine de tierra, como del que recoge la electricidad para el acumulador, se desprende una luz azulada; esta misma luz la podréis obtener más viva colocando los dedos á cierta distancia del disco de ebonita, lo mismo que dirigiéndolos sobre el banquillo aislador sin llegarle á tocar; al mismo tiempo oiréis el ruido propio de un viento fuerte, y si os colocáis sobre el banquillo y mano ajena os excita, percibiréis la sensación del aire que os azota.
        Acelerando más la excitación surgirán las chispas, pequeños rayos iguales á los de las tormentas. Hace tiempo que yo estudio el modo de colorear á esta electricidad, y ya una vez conseguí formar una especie de nube azulada sobre el banquillo aislador, sin que en sucesivos ensayos haya vuelto á conseguirlo; sabe Dios qué circunstancias especialísimas concurrieron á mi experimento, pero sería de grande valor el hacer visible la atmósfera electrizada que se produce estáticamente; bueno es saber que sirve á los rayos X lo mismo que la producida por una bobina, para comprender que la electricidad estática es digna de mejor estudio, y bien pudiera ser que Tesla se haya fijado en ella con el cariño que merece, consiguiendo los maravillosos resultados que nos cuentan.
 -Así como algunos miles de volts usados para el alumbrado eléctrico, tranvías ó para electrocutar en Sing Sing, producidos por una dinamo, alumbran, mueven y matan, así millones de volts de esta electricidad que inunda una habitación de centellas, rayos y ruido de un ciclón de  flameante tempestad no hacen mal alguno, no matan, no obstante de desarrollarse una fuerza millones de veces mayor que la producida por la dínamo más poderosa—dice Tesla.
— Y el repórter añade:—Con esta máquina, creadora de millones de volts, Tesla precipita el vastísimo océano de la electricidad de la tierra en un verdadero ciclón. Esta electricidad es tan rígida como el acero, es miles de millones de veces más ligera que el aire, se halla en todas partes, en la tierra, en el mar, en la atmósfera, en el éter... 
        Así es la electricidad estática, y pues llega el caso, no está demás aprovecharle para combatir las preocupaciones del vulgo que, no distinguiendo esta electricidad de la dinámica, la confunde en sus efectos creyéndoles los mismos que origina el cable del tranvía eléctrico, los conductores del alumbrado eléctrico, etc., etc.; esas chispas que se escapan de los dichos cables son distintas a las producidas  electroestáticamente; aquéllas peligrosas, éstas inofensivas y de  acción terapéutica, notable como tratamiento de muchas enfermedades, especialmente nerviosas. Acerca de este asunto hace ya días que La Época  tiene un artículo mío, lo publicará cuando asuntos de interés más palpitante para todo diario político dejen lugar a la sección  especial de la que estoy encargado, bajo el rubro Conversaciones
        Tesla compara al universo entero con un saco inmenso lleno de electricidad (“all the universo is a big bag of electricity”), y la presión hecha sobre el saco en un punto repercute en los otros más distantes. Por cierto que, al citar puntos como ejemplos, dice “en nuestras Filipinas” ("in our Philippines") anticipándose a los hechos. Estas presiones comparadas, manifestadas como ejemplos prácticos, son la base de su sistema, y así asegura que, dado un saco que se extendiera desde New York hasta Chicago, comprimiéndole con el puño en la primera de las citadas poblaciones, sentiríase la presión en la última antes dicha ciudad a 800 millas de distancia; puede dar la vuelta a la tierra –dice- diez y seis veces en un segundo. 
        Cuando al funcionamiento de su máquina, lo explica merced al establecimiento de dos circuitos eléctricos, uno en tierra y otro en el barco que maneja, función que ilustra en la memoria que acompaña a su patente con el dibujo que copio. Ambos circuitos dispuestos en perfecta consonancia, compáralos a dos violines en íntimo acuerdo y preciso diapasón; si se hace sonar uno de ellos responde el otro en el mismo tono, asegurando además que el oscilador que produce estas transmisiones puede llevarse en el bolsillo como una petaca. Esta afirmación es verdaderamente extraña, y debe ser cierta, porque el número posterior del  Herald aparece una carta firmado por Tesla en la que autoriza la especie; allá veremos. 
        A primera vista este invento representa un poder infinito para la guerra; más haciendo justicia a Tesla, no ha sido éste su principal pensamiento, que clara y francamente expresa diciendo así: “No puede calcularse su valor para salvar vidas en el mar y en los naufragios. El operador puede lanzar así un bote salvavidas, recoger los naúfragos en lucha con los elementos, revolver el barco y traerlo nuevamente  a la costa con la preciosa carga. También puede emplearse como barcos pilotos, como transportes de cartas, provisiones ó material de cualquier género; para establecer comunicación con regiones inaccesibles, para matar y apoderarse de ballenas, etc., porque con el procedimiento al igual pueden moverse barcos que carros ó globos".
        Los anteriores dibujos se refieren á detalles del barco destinado para la destrucción de otros, enemigos. Los cito á título de curiosidad, sin entrar en otros detalles que harían interminable este
artículo; bastará saber que, al decir del inventor, todo está de modo tal previsto, que el barco es manejado desde la costa á voluntad; el timón F' lo dirige con la precisión más exquisita, valiéndose del aparato que va representado en otro anterior dibujo, en el que se detalló con el dicho aparato al barco lejos de él y sobre el agua, y que, á las objeciones, sátiras y críticas hechas hasta ahora Tesla ha respondido con las siguientes frases, que le honran y desde luego predisponen á su favor: «La vida es demasiado corta para emprender la defensa de mi obra; prefiero dedicar cada hora y cada minuto a perfeccionar mi invento, dejando que los resultados justifiquen mi juicio y mi habilidad". 
        Que así sea es mi deseo, como el de cuantos se interesan por el universal progreso, con el que, cuando la ciencia llegue á dominar al brazo, la razón imperará como soberana y la paz, fuente del bienestar y del trabajo, será el nuevo sol que nos ilumine, vigorice y aliente después de este siglo, que acaba como anuncian las Escrituras que acabará el mundo..."
Dr. Alberto DÍAZ DE LA QUINTANA
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004263485&page=3&search=nikola+tesla&lang=es

MAR Y TIERRA, REVISTA UNIVERSAL, Barcelona, 14 de julio de 1900, Año 1, Número 24. 
 La transmisión de fuerza "Nikola Tesla" 
        "Se acaba de publicar en América una nueva patente del Sr. Nikola Tesla, para la transmisión eléctrica de la fuerza por medio de las capas superiores de la atmósfera. El inventor se propone usar globos para alzar sus conductores de despacho y de recepción y emplear presiones eléctricas tan altas que den millones de voltas, con una frecuencia de muchos miles por segundo. 
        Se hará uso de la tierra como retorno, pero no estamos muy seguros de cómo se propone el inventor impedir los inconvenientes de este medio de retorno. En la patente publicada describe el aparato experimental como uno para generar fuerzas electro motoras de entre dos y cuatro millones de voltas, y se dice que la corriente de esta clase de máquina se puede transmitir por un tubo de cristal de 50 pies de largo con una presión barométrica de entre un tercio y un quinto de atmósfera. 
        El alto calculado de los globos cautivos, se dice que será de entre cuatro y siete millas sobre el nivel del mar, y el Sr. Tesla sigue afirmando, en términos generales, la propagación de la energía eléctrica por la conducción, por la tierra y el aire. Las dificultades teóricas que se relacionan con este proyecto, por no decir nada de las prácticas, son tan tremendas, que no nos aventuraremos á entrar en detalles hasta que veamos publicados algunos datos sobre experimentos que en realidad se hayan verificado".
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004066595&page=2&search=nikola+tesla&lang=es

Diario El Día, diario independiente, Madrid, lunes 20 de agosto de 1900, Año XXI, Número 7186.
Otro invento notable 
(de nuestro corresponsal) 
        "París 20 de agosto. Telegrafían desde New York al Herald que el inventor Nikola Tesla acaba de descubrir un nuevo aparato para obtener el completo aislamiento del fluido eléctrico.
        Consiste el invento en rodear el alambre conductor con un tubo de metal lleno de agua y serrín, cuya mezclase congela por un procedimiento químico. De este modo pueda trasmitirse el fluido eléctrico desde el Niágara hasta la costa del Pacífico ó desde Londres á New York sin que pierda nada de su poder primitivo. Mr. Tesla dice que este sistema, cuya idea le fué sugerida en 1893  por el profesor Devar del Royal Institute, bajará considerablemente los precios para el suministro de la electricidad, causando una revolución en esta industria".
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0002424590&page=1&search=nikola+tesla&lang=es

REVISTA GENERAL INTERNACIONAL, Director D. Gustavo Luiz y López Falcón, Madrid, sábado 30 de junio de 1900. Año II, Número 58. 
 El porvenir del aluminio 
        "Estamos abocados á la edad del aluminio. No hace más que setenta años que Woehler descubrió tan maravilloso metal, y la industria del aluminio, que sólo cuenta cuarenta de existencia, ocupa ya la atención del mundo entero. No hay en la historia de la civilización ejemplo de tan rápido crecimiento.      
        No hace mucho se vendía el aluminio al fantástico precio de 30 á 40 pesos por libra: hoy se puede adquirir por igual número de centavos cuanto se desee, y, lo que es más, no transcurrir á mucho tiempo sin que este precio sea también considerado como fantástico, por la gran mejoría de que son susceptibles los métodos de su producción. 
        La consecuencia, absolutamente inevitable, del progreso de la industria del aluminio, será el aniquilamiento de la industria del cobre. No pueden coexistir y prosperar, y la segunda está irremisiblemente desahuciada . Hoy mismo es más barata la transmisión de una corriente eléctrica por alambres de aluminio que de cobre, y lo mismo acontece con el empleo de ambos metales en usos domésticos: la competencia se hace imposible, porque cuesta menos fundir aluminio que cobre ; de modo que cualquier disminución razonable en el precio del primero no puede menos de ser fatal al segundo. 
        Sin embargo, esto costará algún trabajo, porque, como sucede siempre en casos tales, la gigantesca industria del cobre se apoderará de la del aluminio, que está en la infancia, y la absorberá, reduciendo á su lento paso el ligero galope del nuevo metal. Esto aplazará, mas no impedirá la inminente catástrofe. Ni se contentará el aluminio con aniquilar el cobre. No pasarán muchos años sin que se le vea empeñado en tremendo combate con el hierro, en el que encontrará un adversario más duro de vencer. 
        El resultado de la contienda dependerá grandemente de si el hierro será ó no indispensable para la maquinaria eléctrica, y la solución de este problema pertenece al porvenir. Aunque es imposible decir cuándo se consumará esta revolución industrial, no puede haber duda de que el porvenir es del aluminio, y que llegará el tiempo en que será el medio capital de aumentar la acción de la humanidad.    
        Para ello tiene muchas más capacidades que ningún otro metal conocido. Yo calcularía su potencia civilizadora respecto del hierro en no menos que ciento á uno, cálculo que podrá asombrar, pero que nada tiene de exagerado. Ante todo debemos recordar que hay treinta veces más aluminio que hierro disponibles para la industria humana , y esto ofrece grandes posibilidades de por sí. Luego, el nuevo metal es mucho más fácil de trabajar, lo que le hace más valioso. 
        En muchas de sus propiedades participa del carácter de un metal precioso, y esto le hace valer más aún. Su conductividad eléctrica, que, para un peso dado, es mayor que la de ningún otro metal conocido, bastaría para hacerlo uno de los más importantes factores del futuro progreso humano. 
        Su extremada ligereza le recomienda especialmente como medio de transporte. Por virtud de esta propiedad revolucionará la construcción naval, y al facilitar el transporte y medios de viajar, contribuirá en modo enorme al adelanto de la humanidad. 
        Pero su más grande potencia civilizadora estará , creo yo, en la navegación aérea, que de seguro vendrá por el aluminio. Los aparatos telegráficos iluminan la barbarie, pero muy despacio; las lámparas y motores eléctricos lo hacen con más rapidez ; pero la máquina de volar lo hará más deprisa que ningún otro medio. Hacer los viajes de ideal facilidad, será la mejor manera de unificar los heterogéneos elementos de la humanidad".
Firmado: NIKOLA TESLA 
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0005379360&page=1&search=nikola+tesla&lang=es

La imagen de portada pertenece al sabio Nikola Tesla, y fue obtenida por el fotógrafo Napoleón  Sarony.