Cuentos para niños


Éste es Autito 
        Éste es Autito.
        Recorre toda la casa de la mano de un nene, Fabián.
        Autito está muy contento de ser el juguete preferido de este nene.
        Fabián cumplió cinco años el otro día, y le hicieron una fiesta buenísima. Autito llegó en una caja envuelta en papel azul con un enorme moño dorado.
        ¡Qué hermoso regalo fue Autito!
        Algunas tardes, Fabián le presta su auto a su hermano Gastón, que todavía es un bebé. Pero a veces se “arman líos”...
- ¡Má, decile a Gastón que me devuelva el auto! ¡Lo está dejando todo chupado!- grita Fabián, convencido de que los bebés no entienden nada de autos.
        La mamá le ofrece a Gastón otro chiche y logra “rescatar” a  Autito, y se lo devuelve a Fabián, que lo limpia con su remera.
        Pero no todos son problemas. Por ejemplo, la sillita alta de Gastón es, para Fabián cuando juega, una verdadera torre. Por debajo de esta torre, Autito debe pasar superando todos los peligros hasta llegar a la meta, que es la pieza de Fabián.
- ¿Viste como todo se puede compartir? – dice seria la mamá. Los cubos de Gastón te sirven para hacer el puente que se derrumba, y el cocodrilo de peluche de él es el monstruo que está en el río...
- ¡Está bien, bebé! – dice Fabián. Después te lo presto otro poquito...
        Autito sonríe para sí.
        Es feliz viendo feliz a los chicos que lo comparten a él, y que no se pelean.
FIN
¡Para saber!
Autopista eléctrica
Una publicidad de los años '50 en Norteamérica preveía un futuro sin accidentes ni embotellamientos de autos ¡Hubiera sido bueno, de ser real! Creían que en un futuro (que es hoy) los autos serían impulsados a lo largo de una autopista eléctrica, y su velocidad y dirección serían controladas mediante sistemas electrónicos instalados en la ruta. La familia, simplemente, se quedaría sentada, practicando algún juego y disfrutando del viaje.
La familia juega con un juego de mesa mientras el auto se maneja solo
Autopista automatizada
Lo cierto es que en la actualidad se están haciendo experimentos para automatizar las autopistas (no las de la Argentina, por supuesto). Se usarían autos que pueden dirigirse, acelerar o frenar por ellos mismos, equipados con computadoras, y que viajarán en caravana, uno detrás de otro, sin chocarse. ¡El sueño de todos los viajeros!
Buick Centurión, toda una nave 
Tres autitos locos
        Desde hace más de treinta años, tres autos muy raros están mal estacionados y jamás recibieron, ni recibirán, multas por eso. Abandonados desde entonces, podría transcurrir medio siglo, o quién sabe cuánto tiempo más, hasta que alguien vuelva a tripularlos, si es que están en las mismas condiciones en que fueron dejados, casi sin usar. Y eso que costaron millones de dólares, y apenas tienen avances en su cuentakilómetros.
Estamos hablando de los tres módulos que las naves Apolo 15, 16 y 17 llevaron hasta la Luna, y que aún permanecen allí. Son los más extraños vehículos de ruedas que se hayan construído, y su existencia demuestra que, para los norteamericanos, conquistar la Luna no significaba solamente pisarla, sino además recorrerla en auto.
Estos autos locos, llamados "exploradores lunares", permitieron que los astronautas recorrieran la superficie lunar de manera más rápida y con mucho menos riesgo de lo que hubieran corrido a pie. Seguramente no sufrirían el riesgo de chocar con alguien, porque en la Luna no hay aire, ni viento, así que no se puede chocar ni con el polvo.
Ya desde el diseño, se planteó un problema: la gravedad de la Luna es seis veces menor que la del planeta Tierra, así que, probándolos aquí, el peso de los astronautas los hubiera destrozado. Se hicieron entonces exploradores para manejar aquí y aprender lo necesario, y exploradores verdaderos a los que trasladar, aunque salieron sin las pruebas necesarias antes de que lleguen a destino. ¿Andarían los carritos? Cuestión de probarlos, pero en la Luna.
La tarea de diseñarlos quedó a cargo de la empresa Boeing (sí, la de los aviones). Debían inventar un auto que trasladara a los astronautas usando mucha menor cantidad de energía, y así  poder ahorrar oxígeno y agua refrigerante. El explorador diseñado por la Boeing era un vehículo de aleación (mezcla de metales cuyo resultado da un metal liviano como el aluminio o similar), que sólo pesaba 200 kilos y llevaba 490 kilos encima, más del doble de su peso. Este peso incluía a los dos astronautas, más 181 kilos de equipo para cada uno, más 127 kilos de herramientas, equipos, sistemas de televisión y de comunicaciones y muestras de la Luna.
La potencia la proporcionaba un motor eléctrico instalado en cada rueda, y se dirigía con un volante en forma de T que estaba en medio de la consola, entre los dos astronautas. Se utilizaron estos vehículos en las tres misiones citadas (15, 16 y 17) y desde entonces nadie pisó la Luna. Los autitos ya no serían de  utilidad: las baterías ya se habrían descargado y los vehículos no estaban diseñados para volver a andar hoy.
¡Autos que aún están estacionados en la Luna!
Miren en Youtube a Pocoyó corriendo una carrera con una pelota de obstáculo
https://www.youtube.com/watch?v=zV7xT77EX50
Ford FX 2000, un autazo 
Miren la introducción en español de los mejores dibujos animados de la historia, "Los Autos Locos" en Youtube
https://www.youtube.com/watch?v=xWG5oteNwx4
Diseño de un auto Cadillac Cyclone del año 1960, un cohete 
Imagen de portada y dibujo del niño jugando - Del sitio 101 dibujos infantiles de coches.
http://www.101dibujosinfantiles.com/imagenes-coches.html
Dibujo de autos para pintar y colorear - Del sitio Taringa!
http://www.taringa.net/posts/arte/4557079/Dibujos-de-autos-de-todo-tipo.html
Autopistas del futuro - Del sitio "Los coches de la Era Aeroespacial"
http://www.taringa.net/posts/autos-motos/15878595/Los-coches-de-la-era-aeroespacial.html
Imagen del auto diseñado para recorrer la superficie lunar - Del sitio Taringa!
http://www.taringa.net/posts/imagenes/17375776/La-superficie-lunar-de-Gran-Turismo-6-en-imagenes.html

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario