El posadero de Belén

por José L. Blanco Vega
        ¿Qué a Dios no le di posada?
Poco Dios llegó a mi puerta.
Venga a cara descubierta
o ábrame Dios la mirada.
        -¿Quién es?
- Una embarazada.
        -Ya hay aquí media docena.
- La mía es la Gratia Plena.
        - ¿Decía, señor viajero?
- Digo, señor posadero
que esta noche es nochebuena. 

        Se fueron. Y ya se sabe
que me quedé tan a gusto.
Culpa de César Augusto.
¡Si ni Dios aquí me cabe!
        Luego supe… Suerte grave
para mí y mi casa entera.
        De entonces ando a la espera
de la puerta a la ventana
por si volviera mañana,
por si de mayor volviera. 
José L. Blanco Vega,
poeta jesuita
“María lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no habían encontrado sitio en la posada” (Lc 2, 7).
Imagen de portada, obra pictórica del pintor Eugenio Cajés, "La Natividad", hacia 1610. Del sitio del Museo del Prado de Madrid, España.
https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/la-natividad/382ea20b-9ec8-477e-a115-11cfc89f29ef?searchid=3e134d17-5979-71bc-0b00-9a69f0c63575

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario