“La Tierra Prometida”, la cruel descripción de la verdad

        Un enorme fresco, así podría describirse. “La Tierra Prometida” del director polaco Andrzej Wajda nos cautiva a la vez que nos golpea. Y si nos golpea, es por su verdad, por su capacidad de transmitir en forma exacta cómo fue el inicio del capitalismo, en este caso, en la ciudad polaca de Lodz, a mitades del siglo XIX.
        En ella, tres amigos deciden impulsar un sueño, difícil de realizar: tener su propia fábrica de hilados. Todos los medios valen para lograrlo, y al fin, lo conseguirán. No contaremos porqué motivo, razón o circunstancias personales lo pierden todo: si todo vale para obtenerlo, cualquiera de estos “medios” los harán caer.
        En un retrato estupendo, filmado “in situ” en la antigua ciudad fabril y estrenado en el año 1975, Wajda nos muestra imágenes de historias que conocemos por los relatos de los libros, pero que son tan duras de asimilar. Las largas, interminables horas de trabajo, tanto para mujeres embarazadas, para niños, para ancianos. Los horrores de los accidentes con las máquinas, que terminaban con la expulsión de los obreros sin derecho ninguno. La posibilidad cierta de perder el trabajo, y quedar reducido a la más grande miseria. La muerte del trabajador, y su mujer mendigando algún reconocimiento para poder darle de comer a los hijos. Y delante de todos, como figuras emblemáticas, los nuevos dueños del capital, que desplazan a la antigua aristocracia y ocupan sus lugares en los teatros, donde se aprovechaba para hacer negocios, observar a los presentes, sacar conclusiones sobre los pasos futuros, recibir noticias sobre los intercambios comerciales. Y formar nuevos vínculos, y especialmente, nuevas parejas. Convenientes parejas.
        El contraste entre ricos y pobres es tan brutal, que nos duele. Pero es imprescindible. El personaje principal, interpretado por Daniel Olbrychski, actor emblemático de Wajda, nos muestra a un hombre dispuesto a todo, incluso a fingir amor y contraer matrimonio si eso asegura un futuro que la destrucción de su fábrica arruinó.
        De visión imprescindible, y que fuera estrenada en Argentina fuera de los circuitos comerciales (de hecho, la pudimos ver durante el Proceso de Reorganización Nacional con tantos cortes por la censura, que prácticamente no reconocíamos esta versión que pudimos disfrutar en Youtube), “La Tierra Prometida” nos narra una historia con un crudo paisaje detrás, la postal de la ambición, la codicia y el cambio de valores de una sociedad antigua que pasa a otra moderna.
        Por eso, no nos asombremos de lo que nos muestra el mundo hoy. Pensemos que se inicia en estas épocas tremendas, de explotación e injusticia.
        Para entenderlo, veamos “La Tierra Prometida”.

Se puede ver esta película en Youtube, en forma gratuita
https://youtu.be/k9OrkIU87hM
Entrevista del Diario La Nación de la República Argentina al director Andrzej Wajda 
http://www.lanacion.com.ar/1425880-andrzej-wajda

Afiche de la película del sitio Film Affinity.
https://www.filmaffinity.com/ar/reviews/1/882389.html
Foto del director Wajda del sitio Culturalmente Incorrecto:
http://www.culturalmenteincorrecto.com/2012/08/por-javier-mitchell-trailer-font.html

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario