Cuentos para chicos

El chanchito que no se quería bañar
        Había una vez un chanchito, de la familia de los Chanchínez, que nunca se quería bañar.
        Amaba el barro más que a nada en el mundo, y vivía día y noche dándose chapuzones en su pileta y embarrándose una y otra vez.
        La mamá le decía:
- Chanchín, ahora ya te bañé para ir a visitar a la tía Chanchina. ¡No te ensucies que salimos!.
        Pero él iba y se metía en el barro otra vez.
-¡Chanchín, no te embarres, que hoy viene a verte tu tío Chanchino!- decía la mamá.
        No había nada que hacer. Él iba a ensuciarse otra vez, y la mamá lo tenía que volver a cambiar.
        Nada lo hacía entender que para los chanchos embarrarse está bien, pero a veces es necesario mantenerse limpio.
        Un día, la mamá de Chanchín le preparó una gran piñata para su cumpleaños, llena de chiches; colgó guirnaldas y cocinó una torta.
Piñata de cumpleaños 
        Luego bañó a Chanchín y le dijo:
- ¡No te vayas a ensuciar, que vienen los animalitos de la granja a visitarte!
        Pero él, como siempre, fue y se tiró al barro de cabeza.
        Al rato, sonó el timbre, y los amigos de Chanchín empezaron a llegar, con las manos llenas de regalos.
        Al verlo todo embarrado, los animales lo miraron asombrados.
- ¡Yo te traje de regalo este lindo sombrerito para el sol, pero así sucio no te lo podés poner! –dijo la vaca.
- ¡Yo te traje un par de guantes! –dijo el caballo.
- ¡Yo te traje una bufanda! – dijo la gallina.
- ¡Yo, un par de medias! – dijo el perro.
        Y así todos fueron presentando sus regalos, pero Chanchín no se podía probar ninguno, porque si no los iba a ensuciar.
        Como no podía abrir sus paquetes, dos lagrimitas asomaron por los ojos del chanchito.
        Entonces la mamá le dijo:
-¿Viste que no se puede recibir a la gente todo embarrado? Hay un momento para todo: ¡un momento para jugar y un momento para bañarse!
        Y le secó las lagrimitas.
- ¡Y ahora, andá corriendo a bañarte antes de que se vayan los invitados, para que podamos romper la piñata!.
        Chanchín se fue a poner lindo y al rato salió del baño peinadito y perfumado.
        Todos se acercaron a besarlo y a darle el regalo, que él se fue probando uno por uno.
        La mamá tenía razón: hay un momento para cada cosa, y este momento estaba lleno de amigos.
        ¡Y de chiches de piñata!
Foto de portada - Chanchito tierno -Del sitio Taringa.net.
http://www.taringa.net/posts/imagenes/2915577/Vas-a-decir-ahhh-narigones-los-mas-tiernos.html
Foto de Chanchito bebé tierno - Del sitio Imagui
http://www.imagui.com/a/chanchito-bebe-tierno-TX8aypXgM
Foto de Piñata - Del sitio Páginas Amarillas Kinder Class.
http://www.amarillasinternet.com/co/bogota/kinder_class_pi%C3%B1ateria_juguetes_pi%C3%B1atas/kinder_class.html

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario