Cuentos para Chicos

Monona detective
        Monona es una mona muy inteligente; vive con su familia en los árboles de la selva, comiendo frutas y brotes tiernos de las ramas.
        Duerme la siesta en una camita que se hizo entre dos árboles bien altos, a la sombra, y cuando se levanta juega a las monerías con sus hermanos y primos monos que siempre la vienen a visitar.
        Pero a Monona lo que más le gusta hacer es investigar.
        Se sienta pacientemente a estudiar a las hormigas, para pensar  la forma de comérselas. A los monos les encanta comer hormigas.
        Se va por las ramas bien lejos, buscando un panal de miel, y espanta a las abejas con un palo para robarse un pedazo lleno de rico dulce.
        Estudia y estudia la forma de acercarse a los nidos de los pájaros para ver a los pollitos. Mira con atención cómo se va despacito la serpiente, para poder robarse algún huevito.
        Y así, mientras aprende, siempre se come algo. Aunque a veces vuelve a la casa con algún picotón de abejas o algún chichón por caerse de una rama demasiado alta.
        Pero vuelve contenta, porque a ella le gusta curiosear. No se conforma con lo que le cuentan los otros monos, ni tiene en cuenta las recomendaciones de la madre ni aprende con los chichones.
        Le gusta saber.
        Si en la selva hubiera libros, Monona sería la primera en aprender a leer. Pero los monos (y las monas) no saben leer, y en la selva no hay bibliotecas. ¡Es una verdadera pena!
Mucho mucho mono 
        Por eso ella se va a estudiar a los animales, a las plantas, a las nubes. Junta flores de distintos colores y las guarda en su guarida. Junta hojitas de distintos árboles. Mira con atención la marcha de los elefantes, y no tiene miedo de los leones, porque ya sabe que ellos no pueden subir adónde ella está.
        Los otros monos le hacen burla y le preguntan:
¿Adónde vas hoy?
¡Voy a ver qué hay más allá! – contesta siempre Monona, y se va colgándose de rama en rama, a la pesca de algo interesante para aprender.
        Un día, la mamá de Monona le hizo una gran torta de cumpleaños, cubierta de higos, bananas y cerezas, y la dejó sobre unas piedras para que se enfríe, mientras iba a buscar el dulce de leche para decorarla.
        Cuando volvió, la torta no estaba más. La buscó por todas partes, y nada. ¿Alguien la había robado, pero quién?
        La noticia corrió de boca en boca y cuando todos estuvieron enterados, comenzaron a preguntarse quién se había llevado la torta de Monona.
- ¡Yo no fui! – dijo uno.
- ¡Yo tampoco! – dijo otro.
- ¿Nadie fue? – preguntó Monona.
- ¡Nadie! – le contestaron todos.
- ¡Entonces yo voy a descubrir quién fue, ya verán! – dijo Monona, y se puso muy seria a mirar el lugar donde la torta había desaparecido.
Torta de higos y cerezas 
        “Era una torta muy grande, así que el que se la llevó debía tener mucha fuerza, y también dos manos!” pensó la monita. “¡Así que los pájaros no pueden ser!”.
        “Si se la llevó caminando, debería haber dejado huellas, y huellas de pies acá no hay...” reflexionó mientras se rascaba el mentón. “Así que los elefantes no pueden ser, y las jirafas tampoco, tiene que haber venido por las ramas, colgándose de la cola o de los pies para poder llevar la torta con las manos”.
        Dando vueltas y vueltas alrededor de las piedras, Monona encontró pedacitos de fruta caída y más allá, mazapán.
        “¡Ajá, se fue por acá!”, descubrió. Y siguiendo el rastro llegó casi hasta el borde del bosque, donde viven los gibones, que son monos que viajan por los árboles andando con las manos y los pies.
        Y justo bajo un árbol encontró a dos monos gibones relamiéndose de gusto, a punto de comerse su torta.
Gibones prófugos de la Justicia
-¡Piedra libre para mi torta de cumpleaños! – gritó Monona, y los gibones, sorprendidos, huyeron por los árboles.
-¡Acá está mi torta, mami! – dijo Monona, llegando a su casa.
-¡Por ser tan estudiosa es inteligente resolviste el misterio, hija!- le dijo la madre. ¡Que tengas un feliz cumpleaños, monada!”.
        Y todos los monos aplaudieron.

Foto de torta de higos rellena de cerezas, y la receta correspondiente - Del sitio Mallorca Cupcake.
http://mallorcacupcake.com/tarta-higos-datiles-rellena-cerezas/
Foto de gibones - Del sitio Wikipedia.
http://es.wikipedia.org/wiki/Hylobatidae

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario