Cuentos para chicos

Los flamencos son rosados
        ¿Ustedes conocen a los flamencos? Vieron lo lindos que son, con sus cuellos largos y sus patas finitas.
Pues bien, los flamencos son pájaros rosados. Pero nadie sabe porqué.
        La gente grande dice que es porque comen unos bichitos que les ponen las plumas de ese color. Puede ser.
        Pero a mí me contó una rana que es por otra cosa. Y yo a la rana le creo porque si lo vio, lo vio.
        La rana me dijo que allá en la laguna todos viven tranquilos, entre juncos, caracoles y otros bichitos de la humedad.
        Dice la rana que un día ella estaba muy sentadita encima de una piedra y escuchó que un lagarto le decía a unos pájaros:
- Y ustedes... ¿qué saben hacer?
- Nosotros –dijeron los pelícanos- tenemos un pico gordo. Allí traemos la comida para nuestros hijitos como si fuera una bolsa del supermercado. Abrimos el pico así –mostraron- y ellos comen como en un plato. 
- Nosotros –dijeron las fragatas- somos expertos aviadores. Planeamos en el aire como los mejores, caemos en picada rápido, rápido y ¡zás!, pescamos un pez sin mojarnos ni una plumita.
- Nosotros – dijeron los flamencos – volamos simplemente.
- ¿Vuelan simplemente? – preguntó el lagarto.
- Y comemos bichitos y nos mojamos las patitas en el agua.
- ¿Y qué más? ¿Vuelan rápido como los halcones, tienen vista de águila, construyen nidos como el hornero, conversan entre ustedes como loritos, se ponen de acuerdo como el pájaro republicano? – insistió el lagarto.
- No, nada de eso – contestaron los flamencos. Sólo volamos.

        Y el lagarto se rió. Pensó que realmente los flamencos no trabajaban lo suficiente, no se escondían, no cazaban no eran conversadores.
- Un poco aburridos... – pensó, y se tumbó al sol, bostezando.
        En ese tiempo, los flamencos todavía eran blancos, pero estaban a punto de darle al lagarto una lección.
        Cuando el sol estaba por desaparecer en el horizonte, se juntaron todos los flamencos en el borde de la laguna y, batiendo las alas, salieron volando muy suavemente hacia la puesta de sol.
        Volaron en bandada cruzando el cielo rosado de la tarde y llegaron lejos, lejos, hasta el horizonte.
        Al amanecer, cuando el sol aún no había salido y el cielo también estaba rosado, volvieron a la laguna.
        Los lagartos, las ranas, las serpientes, los ratones lavadores, todavía con un poquito de sueño porque era muy tempranito, los vieron llegar.
        Eran los mismos flamencos, pero de otro color.
        Sus plumas habían tomado el color rosado del cielo cuando el sol se pone, y el color rosado del cielo cuando el sol va a nacer.
        Las ranas se refregaron los ojitos, porque no lo podían creer.
        Era un milagro.
        Todos los animalitos se acercaron a ver.
- ¿Ven? – dijeron los flamencos. Éste será ahora nuestro color. El color del sol que se va y la esperanza del sol que nace. Para que no olvidemos que a cada uno corresponde su trabajo, y a cada día la esperanza de un mañana mejor, gracias a Dios. 
- Humm, demasiado inteligentes estos flamencos... – pensó el lagarto, y se sumergió en el fondo de la laguna, refunfuñando.

        La rana que me lo contó, dice que desde ese día los flamencos nunca volvieron a ser blancos. Y que los animales, cuando los ven, siempre se acuerdan del sol cuando viene y va, porque saben que su luz les da vida y calor, a todos por igual.
        Y en secreto me dijo que el lagarto, aunque refunfuñe, también lo recuerda, porque aprendió la lección de no ser malito y criticón con los otros animales, y respetar a cada uno como es.
Este cuento fue galardonado en 1995 con la “Mención de Honor”,  obtenida en el Certamen Literario de Editorial Claxon.
Foto de portada, información y video sobre los flamencos en el sitio Ojo Curioso
http://curiosidades.batanga.com/3887/por-que-los-flamencos-son-rosas
Foto de flamencos - Del sitio Maquíllame! (Maquille Moi!)
http://losflamencostambiensemaquillan.files.wordpress.com/2012/10/flamencos-11.jpg
Foto de cocodrilo - Del sitio RM 1070 Noticias de México.
http://www.1070noticias.com.mx/profepa-captura-cocodrilo-en-colima-para-reubicarlo/

¡Compártelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario